El accidente de teleférico en Italia de hace 23 años donde murieron 20 personas

·3 min de lectura

La tragedia vivida en Italia este fin de semana con la caída, por la rotura del cable que la sostenía, de una cabina del teleférico que une la localidad de Stresa con el monte Mottarone (al norte de Italia) y en la que han muerto 14 personas y un niño de 5 años está grave ha traído al recuerdo de los italianos un suceso similar vivido hace 23 años. Bautizado por los medios entonces como ‘Strage del Cermis’ (Masacre de Cermis), causó la muerte de 20 personas y tensiones entre Italia y Estados Unidos.

El ala de un avión militar estadounidense cortó el cable accidentalmente provocando la muerta en la caída de la cabina de 20 personas. (Foto: Reuters)
El ala de un avión militar estadounidense cortó el cable accidentalmente provocando la muerta en la caída de la cabina de 20 personas. (Foto: Reuters)

Según recogía la cadena RAI en el recordatorio de lo sucedido por el veinte aniversario de los hechos, murieron 20 personas como consecuencia de un vuelo demasiado bajo de un avión estadounidense de pruebas en la zona a demasiada velocidad. Fue en febrero de 1998, cerca de la ciudad de Cavalese, donde hay una estación de esquí, en los Dolomitas. El avión tocó con una de sus alas el cable de teleférico y la cabina se soltó. Murieron todos sus ocupantes, de seis nacionalidades distintas y el operario que la manejaba.

A bordo del EA-6B Prowler del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos viajaban cuatro militares estadounidenses con el piloto Richard J. Ashby y el copiloto Joseph Schweitzer a la cabeza. Ellos dos fueron los únicos que fueron juzgados, en USA y no en Italia, por lo ocurrido. Fueron declarados inocentes de los cargos de los que se les acusaba: homicidio involuntario y homicidio negligente.  

Después hubo otro juicio, por la destrucción de un vídeo de aquel vuelo, por el que fueron juzgados y condenados por obstrucción a la justicia y conducta impropia. Por ello les expulsaron de la Marina. A Ashby, el piloto, lo condenaron a seis meses de prisión. Salió mes y medio antes de cumplir la condena por buena conducta. 

Cuando el ala de este avión estadounidense de ejercicios en la zona cortó el cable, la cabina descendía de Cermis y cayó desde una altura de unos 100 metros. El avión, por su parte, sufrió algunos daños, pero pudo llegar a la base aérea de Aviano. Los fallecidos fueron ocho alemanes, cinco belgas, tres italianos, dos polacos, un austriaco y un holandés. Ninguno de los ocupantes del teleférico en ese momento sobrevivió. 

La víctima más joven, como recordaba Il Quotidiano en el veinte aniversario de la tragedia, fue Philip Strzelczyk, un joven polaco de 14 años que murió junto a su madre, Ewa, de 37 años. El padre no había subido con ellos. La fallecida de más edad fue una vecina de la cuidada italiana de Bressanone, Maria Steiner Stampfl ,de 61 años. Se encontraba en el valle del Fiemme con una amiga, también fallecida. Su marido dijo que la reconoció por la cadena que llevaba, un regalo de Navidad.

Un año después del accidente las familias fueron indemnizadas por parte del gobierno italiano en un adelanto que luego hubo de pagar Estados Unidos. El Congreso de aquel país descartó crear un fondo de compensación a las víctimas, que sí autorizó el Congreso italiano, valorado en 1,9 millones de dólares por víctima. La OTAN obligó después a USA a hacerse cargo del 75% de esa cifra. 

Aunque es uno de los accidentes de teleférico más recordados por la gravedad del suceso y las circunstancias que lo rodearon, ese mismo lugar vivió antes otro con más muertos aún. Fue en 1976. En aquella ocasión fallecieron 42 personas. Tampoco ha sido el de este fin de semana el primer incidente en el teleférico de Stresa-Mottarone. Aunque en aquella ocasión no hubo que lamentar víctimas. Fue en 2001. Un fuerte viento y un apagón mantuvieron atrapados s 40 turistas a 25 metros de alturas. Por suerte, todos salieron ilesos.

EN VÍDEO | Ascienden a 15 los muertos en la erupción del volcán Nyiragongo en RD Congo