¿Todos acabaremos contagiados de covid?

·6 min de lectura
La gente pasea por Barcelona con mascarilla. (Photo: Paco Freire/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
La gente pasea por Barcelona con mascarilla. (Photo: Paco Freire/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

En las últimas semanas, crece el runrún sobre una posibilidad un tanto fatalista que apunta a que todo el mundo acabará contagiándose de covid. Lo dijo la viróloga del CSIC Margarita del Val, lo reiteró el número dos de la Agencia Española de Medicamentos, Agustín Portela, y lo llevó aún más allá el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, que no descartó que a finales de invierno todos los alemanes estén “vacunados, curados o muertos”.

En general, estas afirmaciones iban acompañadas de un “creo”, “es probable” y otras matizaciones sobre la relevancia del momento y las circunstancias en que se produzcan esos posibles futuros contagios. Pero muchas veces cala la frase fácil, el ‘todos nos vamos a infectar’, y muchos epidemiólogos rechazan esa máxima y las implicaciones que pueda tener este mensaje para la población.

“Reniego de ese discurso”

Uno de ellos es Mario Fontán Vela, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, que sostiene que “la cuestión no es si todos nos contagiamos o no”. “Reniego de ese discurso”, apunta. Reconoce el epidemiólogo que la historia avala “en parte” esa teoría, pero incide en los muchos matices que posiblemente se están pasando por alto.

La cuestión no es si todos nos contagiamos o no, sino en qué situación

Atendiendo a la historia de las pandemias, principalmente de gripe u otros virus respiratorios similares al SARS-CoV-2, el impacto de una epidemia tiende a “diluirse en el tiempo” —explica Fontán— porque la población desarrolla inmunidad natural, porque se desarrollan vacunas, porque el virus “pierde letalidad o se hace estacional” repuntando sólo en determinadas épocas, o “incluso por factores que no conocemos”, admite.

La vacuna y la ocupación sanitaria importan (mucho)

“Si el virus convive con nosotros, probablemente sí llegaremos a contagiarnos en algún momento”, concede el epidemiólogo. Sin embargo, la clave para Fontán no es esa. “La cuestión es en qué situación nos contagiamos”, señala.

“No es lo mismo contagiarse con vacunas que sin vacunas; no es lo mismo contagiarse el año pasado, cuando el sistema sanitario no podía absorber más casos, que en un momento en el que el volumen de contagios y hospitalizaciones es menor; o no es lo mismo contagiarse cuando al mismo tiempo circulan otros virus respiratorios y la ocupación hospitalaria o la asistencia en Atención Primaria llega a un nivel en el que no se pueden atender otras patologías”, abunda Fontán. Evidentemente, la atención sanitaria será deficiente si el sistema está saturado.

¿Nos infectaremos todos? A lo mejor sí, o a lo mejor no

El médico Javier Padilla coincide en esto con Fontán, pero además cuestiona la teoría de que el coronavirus se hará estacional, pasará a ser como un catarro y todos, todos, nos infectaremos en algún momento. “A lo mejor sí, o a lo mejor no”, replica Padilla, que considera que hacer una predicción de ese estilo sería “aventurarse demasiado” en estos momentos. Padilla recuerda que ya el año pasado se manejaba este dilema, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, llegó a advertir de que “prácticamente todos los niños” se contagiarían a lo largo del curso escolar. Finalmente no fue así. “Pasó el curso y ahí están los chavales”, comenta el médico.

El peligro de olvidar las implicaciones del virus

Padilla defiende que no deberían hacerse este tipo de afirmaciones para “captar la atención” de la población y “sin darle un contenido real”, porque además puede resultar contraproducente. “Creo que al mismo tiempo nos vamos desensibilizando” sobre lo que supone el virus todavía a día de hoy, dice.

En algunos países vecinos, la idea de convivir ‘pacíficamente’ con el coronavirus está jugando malas pasadas, principalmente entre la población reacia a vacunarse. En lugares en los que se exige un pase sanitario para llevar a cabo actividades de la vida diaria han proliferado las llamadas ‘corona-party’, a las que asiste al menos un contagiado y los demás van a infectarse y generar inmunidad de forma ‘natural’, lo que les permite —en ciertos países— obtener el pasaporte covid por haber pasado la enfermedad.

El covid tiene consecuencias a largo plazo; los jóvenes también pueden terminar en el hospital

En Italia, el caso de las ‘corona-fiestas’ ha sido muy sonado estos días porque su popularidad y la elevada incidencia de contagios ha llevado a la Fiscalía de Bolzano, en el norte del país, a abrir una investigación sobre ellas. Patrick Franzoni, vicecoordinador de la unidad de Covid en Bolzano, dio esta semana la voz de alarma. “No nos damos cuenta de que el virus es muy peligroso, también en los niños y en los jóvenes”, advirtió en los micrófonos de la emisora regional Rai Alto Adige.

“Muchos están convencidos de que es sólo una gripe”, pero “hay consecuencias a largo plazo y ellos también pueden terminar en el hospital”, explicó Franzoni, al observar que su región estaba copiando una ‘moda’ ya extendida en Alemania, Países Bajos y Austria. El doctor anunció que las ‘corona-fiestas’ ya han provocado en Italia la hospitalización de tres personas, y dos de ellas están en UCI. En Austria, señaló Franzoni, un hombre de 55 años que acudió a una de estas reuniones falleció por covid.

No es ‘mejor contagiarse y ya está’

Precisamente uno de los motivos por los que el epidemiólogo Mario Fontán no comparte la afirmación de que ‘al final nos vamos a contagiar todos’ es porque “se despacha muy a la ligera” el hecho de pasar la enfermedad del covid. De algún modo, “se puede dar a entender que casi es mejor contagiarse y ‘quitárselo de encima’”, advierte con preocupación. “Me parece peligroso ese discurso. Así se da la sensación de que no hay nada que hacer, que como no podemos evitarlo, mejor que circule el virus”, señala. “Y esa no es la solución a una pandemia”, añade Fontán. “El cómo nos vamos contagiando a escala temporal y poblacional marcará la diferencia”, asegura.

Me parece peligroso ese discurso. Da la sensación de que no hay nada que hacer, que como no podemos evitarlo, mejor que circule el virus

Javier Padilla insiste, por su parte, en que “no tenemos datos para decir que todos nos vamos a contagiar”, pero, sobre todo, “no tenemos datos para decir ‘todos nos vamos a contagiar de una enfermedad que potencialmente puede ser una neumonía bilateral’”, que sería la definición actual del covid. Por eso el médico pide no apresurarse. “Llevamos un año y pico con el virus, veremos qué pasa dentro de dos o tres años, y qué papel juega todo eso en nuestro ambiente epidemiológico”, dice Padilla.

Que el virus no te pille sin vacunar

Los datos que desde esta semana publica el Ministerio de Sanidad español sobre la incidencia de casos, hospitalizaciones y muertes en función del estado de vacunación y de la edad de los pacientes dejan clara la eficacia de las vacunas.

Según las últimas cifras de Sanidad, la vacuna funciona para evitar casos graves en todos los rangos de edad, como se observa en la siguiente gráfica con la tasa media semanal de ingresos y fallecimientos por covid en población por 100.000 habitantes dependiendo de si las personas habían recibido o no su pauta vacunal. Dicho de otra manera: puede que nos infectemos, pero nuestro organismo no reaccionará de la misma manera si estamos o no vacunados.

Tasa de hospitalización, UCI y muertes COVID por edad y vacunación
Infogram

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente