¿Qué acaba de pasar en Irlanda del Norte y por qué es tan importante?

Jeffrey Donaldson, líder del DUP. (Photo: CHARLES MCQUILLAN VIA GETTY IMAGES)
Jeffrey Donaldson, líder del DUP. (Photo: CHARLES MCQUILLAN VIA GETTY IMAGES)

Jeffrey Donaldson, líder del DUP. (Photo: CHARLES MCQUILLAN VIA GETTY IMAGES)

El gobierno descentralizado de Irlanda del Norte se va a ver obligado a celebrar otras elecciones anticipadas, tal vez en diciembre, toda vez que los partidos elegidos hace solo seis meses no se han puesto de acuerdo para decidir a quién nombrar para los distintos cargos del ejecutivo.

Esto es lo que tienes que saber.

¿Cómo funciona la Asamblea de Irlanda del Norte?

El ejecutivo está formado por políticos de los partidos con más escaños, pero su objetivo es garantizar que tanto unionistas como nacionalistas trabajen juntos.

Las elecciones de mayo para la Asamblea, también conocida como Stormont, causaron una gran sorpresa porque, por primera vez desde su creación, la Asamblea acabó con más escaños nacionalistas que de partidos unionistas.

El Sinn Fein es el mayor partido nacionalista, mientras que el Partido Unionista Democrático (DUP) es el mayor partido unionista. El DUP pasó al primer plano de la política británica cuando la exprimera ministra Theresa May necesitó al partido para apuntalar su Gobierno en minoría tras las elecciones de 2017, pero ha quedado marginado desde la aplastante victoria de los tories en 2019.

El Sinn Fein se hizo con 27 escaños en la Asamblea en mayo, frente a los 25 del DUP, lo que cambió la dinámica de poder a favor de los nacionalistas.

¿Por qué hay un problema?

El DUP lleva meses impidiendo que se forme el ejecutivo. Se opone al Protocolo de Irlanda del Norte, una parte del acuerdo comercial de Reino Unido con la UE tras el Brexit. El DUP considera que este acuerdo socava la posición constitucional de Irlanda del Norte y la separa del resto de Reino Unido.

Por ello, se ha negado a nombrar ministros para el ejecutivo, principalmente las funciones de presidente y vicepresidente.

Sin estas figuras, la Asamblea no puede proceder a ningún otro asunto. Desde febrero, los ministros solo tienen poderes limitados.

El jueves, el líder del DUP, Sir Jeffrey Donaldson, dijo: “Recibimos un mandato claro en las elecciones a la Asamblea, y no nombraremos ministros para un ejecutivo hasta que se tomen medidas decisivas sobre el Protocolo para eliminar las barreras al comercio dentro de nuestro propio país y restaurar nuestro lugar dentro del mercado interior de Reino Unido”.

Y continuó: “Esa sigue siendo nuestra posición y por eso hoy no apoyaremos el nombramiento de ministros para el ejecutivo”.

También dijo que los unionistas no aceptarían un acuerdo de autoridad compartida entre Dublín y Londres, en lugar del Gobierno directo de Londres, que es lo estipulado cuando no se consigue formar un ejecutivo.

El DUP cree que la autoridad compartida sería “un abandono del Acuerdo de Viernes Santo”, el acuerdo alcanzado para reducir las tensiones entre unionistas y nacionalistas en 1998. Su objetivo era garantizar el reparto de poder en el gobierno descentralizado entre ambas partes.

Pero el Sinn Fein no solo es el partido más grande ahora. También tiene más apoyos de otros partidos a favor del protocolo. En total, 53 miembros de la Asamblea respaldan el Protocolo, mientras que solo 37 (incluido el DUP) no lo hacen.

Al no haberse formado Gobierno, el secretario de Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris, anulará el Parlamento descentralizado y convocará elecciones, pero no ha dicho cuándo.

¿Qué dicen los otros partidos?

La mayoría de los partidos le echan la culpa al DUP.

La vicepresidenta del Sinn Fein, Michelle O’Neill, tendría derecho a ser primera ministra como líder del partido más votado. Por eso acusó al líder del DUP de un “fracaso de liderazgo”, y dijo que será necesario un “trabajo conjunto” de Londres y Dublín.

Los miembros de la Asamblea se reunieron en Stormont para tratar de resolver la situación, pero el DUP insistió en que era un “intento fallido y defectuoso” tratar de poner en marcha la dinámica de reparto de poderes.

Los intentos de nombrar a Patsy McGlone, del SDLP, o a Mike Nesbitt, Unionista de Úlster, como presidentes de la Asamblea, fracasaron.

¿Qué es el protocolo de Irlanda del Norte?

En 2019, nadie se ponía acuerdo sobre qué hacer con Irlanda del Norte después del Brexit.

Es la única parte de Reino Unido que tiene una frontera con la UE, ya que es vecina de la República de Irlanda.

La UE tiene normas comerciales estrictas y, dado que Reino Unido tiene que ser tratado como un país no perteneciente a la UE después del Brexit, cualquier mercancía que entre y salga de él debe pasar unos controles.

Ambas partes también deben tener en cuenta el Acuerdo de Viernes Santo de 1998, por el que se evita poner una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

El entonces primer ministro Boris Johnson propuso el Protocolo, por el que habría una frontera comercial a lo largo del Mar de Irlanda. Irlanda del Norte seguiría cumpliendo las normas comerciales de la UE, pero las mercancías procedentes de Gran Bretaña que entraran en Irlanda del Norte tendrían que ser objeto de un control exhaustivo.

¿Y ahora qué pasa?

Como no se ha alcanzado un acuerdo antes de la medianoche del viernes, cuando se cumplieron 24 semanas desde las elecciones, el secretario de Irlanda del Norte, Heaton-Harris, tendrá que convocar otras elecciones en el plazo de 12 semanas, lo que da como fecha probable el 15 de diciembre.

Si esto ocurre, los altos funcionarios asumirán el cargo en calidad de “interinos”, y la Asamblea se disolverá.

Sin embargo, muchos piensan que esto no hará más que agravar la situación, sobre todo teniendo en cuenta que apenas han cambiado las cosas en los últimos meses: ¿por qué iban a cambiar ahora los políticos su postura?

Además, si la participación es baja, la validez del resultado también podría ponerse en entredicho.

El DUP ha dicho que no tiene pensado detener el estancamiento.

Mientras tanto, políticos de partidos más pequeños, como el Partido de la Alianza, el Partido Unionista del Úlster y el Partido Socialdemócrata y Laborista, han advertido que la vida en Irlanda del Norte está empeorando sin un gobierno descentralizado.

Naomi Long, de la Alianza, ha dicho que los servicios públicos están “de rodillas” o “al borde del abismo”, mientras que el diputado del SDLP, Matthew O’Toole, ha llegado a decir que se siente “avergonzado” porque la crisis del coste de la vida sigue creciendo y los políticos no se ponen de acuerdo.

Se espera que las conversaciones técnicas sobre cómo modificar el Protocolo continúen incluso tras la celebración de nuevas elecciones.

El ministro de Asuntos Exteriores, James Cleverly, y Maros Sefcovic, de la Comisión Europea, debatieron sobre el Protocolo el jueves.

El Gobierno ha prometido conseguir cambios en el Protocolo, ya sea mediante un compromiso con la UE o a través de una legislación nacional que permita a Downing Street incumplir los acuerdos sin la aprobación de Bruselas.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: