Abuela transforma su aldea en una galería de arte

Cuando se jubilan muchas personas deciden vivir una vida más tranquila, otros se disponen a viajar y muchos aprovechan para hacer cosas que la ajetreada jornada laboral les impedía. Este sería el caso de Agnes Kasparkova. ¡Conoce su inspiradora historia!


Es oriunda de Louka, una pequeña aldea al sureste de la República Checa, en la región de Moravia. Trabajó toda su vida en el campo y, cuando le llegó el momento de retirarse, lejos de adoptar una vida más tranquila, comenzó un hobby. Así es, esta entusiasta abuelita encontró su verdadera pasión al jubilarse.

Agnes Kasparkova se propuso convertir su aldea en un hermosa galería de arte, pintando las paredes de los edificios con hermosos diseños de color azul. ¿Cómo se le ocurrió esta creativa idea? Supo de una abuelita que hacía lo mismo. Cuando falleció, ella decidió seguir sus pasos y dejar su legado en su tierra natal.

Agnes Kasparkova en acción. Foto: obeclouka.cz

Si bien sus pinturas son verdaderas obras de arte, Agnes no se siente una artista y dice que ella solo disfruta de pintar. Eso sí, esta abuelita quiere dejar su aporte:  “Trato de ayudar a decorar el mundo”, dijo, según reseña Metro. Y algo que vale la pena destacar: no cobra por su trabajo, lo hace por placer.

Descubrió su pasión al jubilarse. Foto: obeclouka.cz

Kasparkova no hace bocetos previos ni premedita demasiado acerca de qué diseño plasmará en las viviendas, solo deja que su creatividad e imaginación la guíen. En sus pinturas utiliza influencias tradicionales de Morovia y suelen primar los diseños de color azul brillante.

Sin dudas, esta anciana es un ejemplo de vida, esfuerzo y dedicación. Agnes Kasparkova demuestra que nunca es demasiado tarde para reinventarse y para hacer lo que a uno le gusta.

Y tú, ¿conoces otra historia de vida inspiradora como la de esta abuelita?

También te puede interesar:

7 perros con historias que realmente inspiran 

Historias que inspiran: lo que hizo al saber que padecía cáncer