Un juez condena a una abuela a borrar las fotos de sus nietos de Facebook

La disputa familiar de madre e hija a cuenta de las fotos de los hijos de la segunda ha acabado siendo dirimida ante el juez, que ha ordenado a la primera, abuela de los niños, que retire las fotos que publicó en redes sociales de sus nietos.

Una abuela de Países Bajos ha sido condenada a borrar las fotos que compartió en redes sociales de sus nietos por un juez. (Foto: Getty Images)

Ha ocurrido en Países Bajos y aunque desde la BBC, medio que se ha hecho eco de la sentencia, no han dado muchos datos sobre las personas implicadas en la disputa, sí han explicado que venía de lejos y que se trataba de madre e hija. Según el citado medio, lo que ocurrió es que la abuela de los niños compartió a través de Facebook y Pinterest varias fotografías de estos sin consultar con los padres ni pedirles permiso para ello.

La madre de los menores -hija de la denunciada- le pidió en varias ocasiones que retirase las imágenes. Sin embargo, la abuela hizo caso omiso de la petición de su hija y mantuvo las instantáneas online. Al final, y ante la negativa a borrarlas, acudió a los tribunales para lograrlo, como así ha sucedido

La abuela pidió al juez que al menos le dejase mantener una de las fotos de uno de los niños con el argumento de que había convivido con ella una temporada. Pero el magistrado le denegó tal petición ordenándole la retirada de todas y cada una de las imágenes. En su argumentación de la sentencia establece que la mujer ha violado las leyes referentes a la privacidad en base al Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE.

Según un experto consultado por la BBC, esta sentencia se mantiene dentro de la “posición que el Tribunal Europeo ha tomado durante muchos años” en este sentido añadiendo que en el caso de Facebook “no se puede descartar que las fotos colocadas se puedan distribuir y terminar en manos de terceros”.

Con la sentencia del tribunal emitida, a esta abuela no le queda más remedio que ceder en su empeño por mantener en línea las fotos de sus nietos y borrarlas. De lo contrario, deberá pagar una multa de 50 euros por día que no lo haga hasta un máximo de 1.000 euros. Y en el caso de reincida y vuelva a publicar fotos sin el consentimiento de los padres la sanción será también de 50 euros por día.

Neil Brown, abogado de tecnología de Decoded Legal consultado por la BBC, cree que este “fallo sorprenderá a muchas personas que probablemente no piensen demasiado antes de twittear o publicar fotos”. Quizás, ahora que lo conocen, esas mismas personas se lo piensen dos veces antes de subir fotos sin consentimiento.

Hace unos meses, el diario ABC publicaba un reportaje en el que se hacía eco de un estudio realizado por AVG según el cual el 81% de los niños menores de dos años tiene “algún tipo de perfil digital”. En España, el 71%. Unos datos que recogía como contexto para señalar una nueva realidad, la de los padres que, en pleno proceso de divorcio, usan la publicación de sus hijos en redes sociales por el otro progenitor como arma ante el tribunal.

En este sentido, uno de los expertos en materia jurídica preguntado por el citado medio, explicaba que a la hora de la publicación de fotos de menores de 14 años por parte de los padres ambos progenitores deben estar de acuerdo o, al menos, que no haya oposición de una de las partes. Si uno de los dos dice ‘no’, siempre ha de prevalecer su negativa.

Más historias que te pueden interesar: