Absuelven al alcalde de Vallirana de un delito contra el medio ambiente

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Barcelona ha absuelto al ex alcalde de Vallirana Josep Alemany (CiU), que se enfrentaba a cuatro años de cárcel por un delito contra el medio ambiente, por considerar acreditado que trató de colocar una depuradora en El Lledoner, una urbanización que vertía aguas sin depurar a una riera.

En la sentencia, el juez considera demostrado que Alemany sabía que se estaban vertiendo aguas residuales en la riera Oleseta o Fondo de Lledoner en esta y otras urbanizaciones, pero entiende que no se puede decir que el edil "tuviera la voluntad de que se produjera el riesgo generado por los vertidos".

Según el escrito fiscal, Alemany, como alcalde de la localidad, tenía la obligación de someter todas las aguas residuales urbanas generadas por el municipio a un tratamiento depurativo pero, en su lugar, "permitía, consentía y toleraba que una parte de estas aguas fueran vertidas sin depuración ni tratamiento alguno a la riera de L'Arcada".

El fiscal aducía que la ausencia de depuración era perfectamente conocida por el acusado desde 1987 y, por razones "puramente" económicas --eludir el coste del tratamiento--, no hizo nada al respecto, cosa que la sentencia desmiente.

En marzo de 2007 los vecinos de la urbanización El Lledoner denunciaron los hechos ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Barcelona ya que, además, el ayuntamiento les cobraba por esta depuración, que no se realizaba.

Las investigaciones de la policía judicial determinaron que las aguas de la riera estaban "gravemente contaminadas" y generaban un gran riesgo de contaminación del ecosistema natural del torrente.

En mayo de 2008 se decretó la clausura del vertido, aunque no fue hasta finales de mes que la Guardia Civil observó que se había tapiado el punto de infiltración pero que a través de un punto que estaba roto, se seguían filtrando aguas, y las posteriores reformas también fueron insuficientes.

Alemany (CiU) alegaba que en 2002 consiguió incluir en el plan de saneamiento la construcción de una depuradora que, con la entrada del tripartito en la Generalitat en 2004, quedó paralizada.

De hecho, matizaba que cuando llegó a la alcaldía el 100% de las aguas residuales se vertían sin tratamiento y que él consiguió en una primera etapa desviar el 90% de las aguas a la depuradora de Sant Feliu.

La depuración de la urbanización de El Lledoner quedó fuera, pero consiguió incluir en el Plan de Saneamiento de Aguas Residuales Urbanas (PSARU) de 2002 la construcción de una depuradora de cara al 2005 que, con el cambio de gobierno de la Generalitat, dejó de ser una "prioridad" para la Agencia Catalana del Agua (ACA).

Sin embargo, aseguraba que gracias a un recurso que él mismo interpuso, consiguió incluir la depuradora en el PSARU de 2005 para ser ejecutada en 2008, aunque la querella del fiscal llegó en 2007.

Alemany ha asegurado que en este momento la depuradora está ejecutada, pendiente de que la ACA contrate la energía eléctrica para entrar en funcionamiento.