Absuelto de violar a su hija de 7 años pese a que el juez no duda del relato de la niña

·3 min de lectura
(Photo: Jose Otayza / EyeEm via Getty Images)
(Photo: Jose Otayza / EyeEm via Getty Images)

(Photo: Jose Otayza / EyeEm via Getty Images)

Lo cuenta este lunes el diario Levante-EMV: un hombre ha sido absuelto de violar a su hija desde que tenía siete años porque los jueces entienden que, pese a que no hay duda en el relato de los hechos de la menor, sí que es “pobre en detalles” y existen déficits en la investigación que impiden que sea condenado.

El hombre, de 37 años y en prisión provisional desde febrero de 2021, estaba siendo procesado por abusos sexuales continuados con acceso carnal a su hija, pero el viernes la Audiencia Provincia de Valencia decretó su puesta en libertad. “El testimonio de la víctima es creíble, que no se aprecia un móvil espurio, y lo ha mantenido inalterable -persistencia en la incriminación- desde su denuncia”, sostiene el diario, “salvo por el pequeño matiz de que inicialmente dijo que los abusos comenzaron cuando tenía siete años y posteriormente indicó que tenía ocho”.

En la sentencia, dada a conocer por el diario, se habla de “explicaciones lógicas” por parte de la pequeña al no acordarse de algunos detalles de la traumática situación pero, más allá de eso, insiste en que la falta de detalles supone “un serio problema de valoración del recuerdo de la menor”.

Levante cita expresamente un párrafo de la sentencia que argumenta su sentido: “No podemos excluir o negar que los hechos denunciados hayan ocurrido realmente. Existen indicios de que la menor puede haber manifestado hechos ocurridos realmente. Pero, al mismo tiempo, la prueba del delito presenta cierto déficit, como la ausencia de corroboraciones periféricas y un alto grado de vaguedades y generalidad que plantea dudas, tratándose de hechos tan repetidos”.

La denuncia

La menor explicó a la justicia que su padre le ponía películas porno, le hacía tocamientos y la obligaba a practicarle incluso sexo oral. También confirmó que la penetró en varias ocasiones. Sucedían en su propia casa, en la zona de Utiel-Requena, aunque no dijo cuándo exactamente. El adulto aprovechaba la ausencia de la madre para atacarla; la mujer cuidaba a una anciana algunas noches, al parecer, “como cuando se mudaron en 2016 a Rumanía”.

Fue en el país natal del procesado cuando la menor contó por primera vez lo que le estaba pasando, añade Levante, y al saberlo su madre se encaró con su padre, que negó los hechos y amenazó con el divorcio. “Le dijo a su hija que ‘se olvidara de todo, como si no hubiera pasado’”, indica la información.

El año pasado se detectaron varios intentos de suicidio en la niña, que ya tenía 15 años, por lo que recibió ayuda psicológica y social de su ayuntamiento y se activó el protocolo de víctimas de abusos sexuales.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente