Abren juicio contra alemán por supuesto espionaje en el Parlamento a favor de Rusia

·2 min de lectura
Vista del principal edificio del Bundestag (Parlamento) alemán (AFP/John MACDOUGALL)

Un alemán, empleado de una empresa de seguridad, comenzó a ser juzgado este miércoles por haber entregado presuntamente los planos de los edificios del Parlamento a los servicios secretos rusos, caso que ha tensado aún más los vínculos entre Berlín y Moscú.

El sospechoso, identificado sólo como Jens F., de 56 años, fue acusado de haber entregado en 2017 un disco compacto que contenía más de 300 archivos de los planos de los edificios del Bundestag alemán al agregado militar ruso.

El agregado destacado en la embajada rusa en aquella época habría trabajado por entonces para los servicios de inteligencia militar (GRU) de su país. Por su parte, el sospechoso lo hacía en una empresa de seguridad contratada por el Bundestag.

Al leer los cargos contra este último ante un tribunal de Berlín, el fiscal Frank Stuppi lo acusó de espionaje.

El sospechoso no habló en esta primera audiencia del juicio.

El tribunal reveló que la fiscalía le ofreció un acuerdo para imponerle una pena de entre 20 meses y dos años de prisión, pero el acusado no aceptó.

La defensa de Jens F. le había aconsejado que se declarara inocente, con el argumento de que no existen pruebas de que hubiese transmitido información a los rusos.

De acuerdo al abogado defensor, Friedrich Humke, la fiscalía se ha basado en la historia personal de su cliente, quien fuera oficial del ejército de la ex RDA (República Democrática de Alemania, comunista).

Por su parte, el fiscal Stuppi reconoció que también otras personas tendrían por entonces acceso a los planos, pero argumentó que la acusación se apoyó en el 'itinerario' de tales archivos. Las pistas clave para él son cuándo fueron guardados y cómo se almacenaron, afirmó.

Se prevé que el tribunal berlinés determine una próxima audiencia en este caso para fines de septiembre.

Sin revelar sus fuentes, la revista Spiegel afirmó que el sospechoso es un exoficial de la novena división blindada del ejército de la ex RDA.

Además, entre 1984 y 1990 habría trabajado de manera informal para la temida policía secreta de la RDA, la Stasi, de acuerdo a la publicación.

Este juicio tiene lugar en momentos en que las relaciones entre Berlín y Moscú son muy tensas a causa de varios casos de espionaje, el envenenamiento y posterior encarcelamiento del feroz opositor al Kremlin Alexéi Navalni, y también por ciberataques contra países occidentales.

hmn/mfp/mbx/age/mar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente