Escasa participación en las elecciones búlgaras, debido a la pandemia

Agencia EFE
·3 min de lectura

Sofía, 4 abr (EFE).- Las elecciones generales en Bulgaria transcurren este domingo marcadas por una baja participación debido al desencanto y hartazgo por la mala situación económica y política y el miedo a contagiarse, cuando la pandemia está golpeando con más fuerza.

Sobre las 12.00, seis horas después de abrir los colegios, la participación era del 18 %, siete puntos menos que aproximadamente a la misma hora en las elecciones de 2017, cuando apenas votó un 54 % de los electores.

Los analistas coinciden en que la abstención beneficiaría al actual primer ministro y candidato a repetir en el cargo, el populista conservador Boiko Borisov.

Los sondeos otorgan a su partido, el GERB, el 28 % de los votos, unos cinco puntos menos que hace cuatro años, un resultado que le obligaría a buscar el apoyo de varios socios para formar Gobierno.

Borisov aseguró hoy que el país está saliendo ya de la tercera ola de la pandemia y que cuenta con el respaldo de numerosos países de la UE que quieren, dijo, que Bulgaria siga teniendo un Gobierno pro europeo y estable.

Borisov, tres veces primer ministro desde que ganó por primera vez las elecciones en 2009, mantiene un sólido núcleo de electores, pese a que los escándalos de corrupción, la crisis económica y la mala gestión de la pandemia han ido minando su popularidad.

Segundo, según las encuestas, será el Partido Socialista (BSP), con el 20 % y siete puntos menos, debido a que parte de su electorado son personas mayores temerosas de contagiarse.

Bulgaria sufre actualmente el pico de contagios desde que comenzó la pandemia, con máximos de hospitalizados y una de las tasas de mortalidad más altas de la Unión Europea.

La candidata socialista, Kornelia Ninova, animó hoy los búlgaros a acudir a las urnas y aseguró que "el cambio es posible".

Las encuestas prevén que otras cinco formaciones entren en el Parlamento, entre ellas el recién creado partido protesta Existe Tal Pueblo (ITN), liderada por el cantante y presentador televisivo Slavi Trifonov quien, con un mensaje populista contra la corrupción y las élites, obtendría casi el 13 %.

La prevista falta de mayorías, las desavenencias entre partidos y la negativa de Trifonov a pactar con el GERB o los socialistas anuncian una complicada formación de Gobierno en el país más pobre de la Unión Europea.

Aparte de algunas denuncias de intento de compro de papeletas, el principal incidente se ha producido en la región de Veliko Tarnovo, donde un problema con las máquinas electrónicas de voto, usadas por primera vez en el país, ha obligado a suspender la votación.

Se espera que al cierre de los colegios electorales, a las 20.00 (17.00 GMT) varias televisiones anuncien resultados según encuestas a pie de urna, aunque los datos oficiales definitivos no se conocerán hasta finales de la semana que viene.

Importante puede ser la participación de los búlgaros emigrados, que en esta ocasión podría lograr máximos históricos, pese a las dificultades para votar y las dudas sobre irregularidades en el recuento.

Varios expertos consideran que gran parte del voto de la diáspora será de castigo a Borisov y en apoyo de Trifonov.

Se han dispuesto 467 centros de voto en el extranjero, con Alemania (69) y España (53) como los países donde más solicitudes de participación electoral se han registrado entre los búlgaros residentes.

(c) Agencia EFE