Abre en Holanda el primer burdel autogestionado por las prostitutas

Javier Taeño

Holanda siempre ha ido un paso por delante respecto a sus vecinos europeos en lo que se refiere a la integración y normalización de la prostitución en la sociedad. Ya en el año 2000 el país legalizó el comercio del sexo y desde entonces las prostitutas están dadas de alta en la Seguridad Social y pagan impuestos. Ahora, acaba de abrir sus puertas en Ámsterdam el primer burdel autogestionado por las trabajadoras del sexo. Ellas imponen sus precios y sus condiciones.

Este local se asienta en el Barrio Rojo y en él 40 prostitutas pueden turnarse en las 14 habitaciones con las que cuenta el inmueble, que ha recibido la licencia por parte del Ayuntamiento de la ciudad. En lugar de alquilar el cuarto a un dueño que impone sus precios y sus condiciones, las trabajadoras pagan 80 euros durante el día y 160 por la noche a la fundación Mi Luz Roja, apoyada por el Consistorio, y de la que forman parte de su consejo asesor.

Barrio Rojo de Ámsterdam (Reuters).

El principal cambio es que ellas mismas eligen sus horarios y disponen de una zona común a la que no pueden acceder los clientes. También se han implicado en la decoración del inmueble, que puede suponer un cambio radical en la forma de ver la prostitución dentro de las sociedades.

Y es que pese a que hace casi dos décadas que el negocio está legalizado, lo cierto es que todavía enfrenta muchas dificultades que el Ayuntamiento está teniendo problemas para resolver. Al hecho de que siga siendo tabú para la población se suma la enorme cantidad de negocios ilegales que tienen lugar.

En el 2007 el Barrio Rojo todavía era un foco de blanqueo de dinero y tráfico de personas, lo que provocó que el Consistorio tuviera que reducir las ventanas en uso (de 482 a 280) comprando los inmuebles restantes a sus propietarios, tal y como cuenta El País. La consecuencia directa fue que aumentó el precio del alquiler de los que habían sobrevivido dificultando el negocio para estas mujeres.

Ahora con iniciativas como Mi Luz Roja el Ayuntamiento espera ayudarlas en su proyecto y lograr apartar los negocios turbios del Barrio Rojo, aunque ya ha recibido sus primeras críticas, principalmente que no sean ellas mismas las que controlen completamente el burdel.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines