¿Abrazará tu hijo a un robot próximamente en un parque Disney?

Big Hero Six – imagen extraída del Tráiler de la película en Youtube


El gran Stephen Hawking, teme por el futuro de la humanidad, especialmente cuando las inteligencias artificiales y los robos sean una realidad bien establecida. Los temores del sabio británico no parecen detener la expansión de estas soluciones tecnológicas, que cada vez encontramos en más lugares.

Las últimas noticias sobre la implantación de robots nos llegan de un lugar sorprendente: los parques de atracciones Disney. ¿Están los puestos de trabajo que ocupan los figurantes de los famosos personajes de la factoría Disney en peligro? Tal vez sí por lo que acaba de publicarse en prensa.

En el futuro, cuando tu hijo abrace al pato Donald para sacarse una foto con él en cualquiera de los parques que Disney mantiene en todo el mundo, tal vez no haya un actor pasando calor bajo el disfraz, sino un robot.

Y es que Disney Enterprises acaba de presentar una solicitud de patente en los Estados Unidos para un “robot de cuerpo suave para que actúe como un personaje animado”, al menos eso es lo que acaba de informarse en el periódico de Florida Orlando Sentinel. ¿Qué personaje interpretarán los robots? Aún no se sabe, y la solicitud de patente de hecho no menciona ninguno.

Al parecer Disney lleva detrás de esta idea desde el éxito en 2014 de su película “Big Hero 6”, protagonizada por un robot inflable. Por lo mencionado en ese periódico, antes de presentar la patente, la casa de Mickey Mouse realizó un buen número de pruebas ya que les aterrorizaba la idea de que un robot, aunque fuese blando, pudiese hacerle daño a un niño.

A pesar de que los parques Disney hace décadas que muestran a robots, incluidos algunos que caminan por sus propios medios como “Push” el cubo de basura parlante y “Lucky” el dinosaurio, la patente señala que es difícil conseguir que un robot que interactúe con humanos sea completamente seguro.

Los inventores de Disney ya han realizado pruebas con dos prototipos (llamados “soft body 300” y “soft body 1000”) según se comenta en la solicitud de patente. En estas pruebas “el robot demostró ser lo bastante robusto como para realizar físicamente una interacción lúdica”, lo cual probablemente signifique que los test tuvieron éxito a la hora de inflar el robot para un contacto seguro.

Hasta el momento los directivos de Disney no han hecho declaraciones sobre esta patente. Por otro lado, tal y como comentan en investopedia el hecho de que la hayan presentado no significa que el producto final acabe en los parques Disney, aunque a nadie se le escapa el ahorro en contrataciones que una medida así podría suponer para Disney Enterprises.

Me enteré leyendo LiveScience.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines