Abortar en hospitales públicos o el derecho a la salud menstrual: las claves de la nueva ley del aborto

·4 min de lectura
Foto de archivo de una manifestación en Madrid a favor del aborto. (Photo: Gonzalo Arroyo Moreno via Getty Images)
Foto de archivo de una manifestación en Madrid a favor del aborto. (Photo: Gonzalo Arroyo Moreno via Getty Images)

Foto de archivo de una manifestación en Madrid a favor del aborto. (Photo: Gonzalo Arroyo Moreno via Getty Images)

El Gobierno está trabajando en la aprobación de una nueva ley del aborto con la que garantizar que la interrupción del embarazo se pueda producir en un centro sanitario público y sin necesidad de permiso paterno para las jóvenes mayores de 16 años, según el borrador al que ha tenido acceso la Cadena SER.

El documento elaborado por el Ejecutivo central también abre la puerta a que las mujeres que necesiten llevar a cabo dicha medida, puedan hacerlo, de manera excepcional, en una clínica privada que esté acreditada.

Según informa El País, la ley irá el próximo martes al Consejo de Ministros. Una acción que permitirá desactivar el recurso que el Partido Popular presentó hace 12 años ante el Tribunal Constitucional sobre la legislación del aborto que sacó adelante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2010, la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo.

La impugnación de los populares llevaba más de una década paralizada y, según avanzó El País, el Constitucional tiene previsto pronunciarse sobre el recurso en la primavera de 2022.

La nueva normativa en la que está trabajando el Gobierno de España, cuenta con varios cambios importantes en la legislación que van desde que las chicas de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso de sus padres, algo que hasta ahora era obligatorio tras la reforma instaurada por el PP en 2015, hasta el derecho a la salud menstrual.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguró el pasado 23 de febrero, en una Comisión en el Congreso, que el Ejecutivo central iba a garantizar que las mujeres puedan “interrumpir voluntariamente el embarazo en todos los hospitales públicos”.

Abortos en los hospitales públicos

Tras 30 años de obstáculos, el Ministerio de Igualdad garantizará el derecho a interrumpir el embarazo en los hospitales públicos españoles. Algo que se había visto bloqueado por las dudas sobre la objeción de conciencia de los profesionales.

“Es imprescindible que todos los centros con servicio de ginecología y obstetricia cuenten con profesionales que garanticen la interrupción voluntaria del embarazo”, señaló Irene Montero el pasado 23 de febrero.

Para ello, la ley tomará como referencia la regulación que se encuentra en vigor sobre el derecho a la objeción de conciencia en la Ley de Eutanasia. Algo que viene reflejado en el anteproyecto.

Aborto para chicas de 16 y 17 años sin permiso de sus padres

El borrador de la nueva ley del aborto al que ha tenido acceso la Cadena SER detalla que la nueva normativa permitirá abortar a las jóvenes de 16 y 17 años sin necesidad de que sus padres autoricen dicha acción.

Una medida similar a la que aplicó el Gobierno de Zapatero en el año 2010, pero que, tras la reforma del Partido Popular en 2015, ha obligado a las jóvenes de 16 y 17 años durante los últimos siete años a contar con el consentimiento paterno para abortar.

La ministra de Igualdad justificó que las menores de 16 y 17 años, “del mismo modo que son responsables para trabajar o tener relaciones sexuales, lo son para decidir sobre sus cuerpos”.

Reconocimiento del derecho a la salud menstrual

En la nueva ley del aborto también se reconoce el derecho a la salud menstrual, una acción que permitirá a las mujeres obtener bajas de hasta tres días por reglas dolorosas.

Dicha normativa también obligará a los centros educativos a garantizar los productos necesarios para la regla, para ponerlos a disposición de cualquier alumna.

El Ministerio de Igualdad también eliminará el IVA en los artículos de higiene femenina y garantizará el acceso gratuito a esos productos para las mujeres que se encuentren en riesgo de exclusión o que estén prisión.

“El acuerdo de Gobierno es claro: hay que bajar el IVA de los productos de higiene femenina. Además en la reforma de la Ley del Aborto incluimos que se repartan de forma gratuita en los centros educativos”, adelantó Irene Montero el pasado 7 de febrero.

Baja laboral tras la interrupción del embarazo

El Gobierno también fijará en la nueva ley del aborto la previsión de baja laboral para las mujeres que decidan interrumpir su embarazo.

Un permiso con el que el Ministerio de Igualdad quiere proteger a las mujeres que puedan sufrir problemas secundarios derivados del aborto, como sangrados o efectos psicológicos.

Los vientres de alquiler, una forma de violencia contra la mujer

El anteproyecto del Ejecutivo central también recoge varias medidas que fijan el control de la gestación subrogada. Algo que está totalmente prohibido en España, ya que la filiación legal del menor está vinculada con el parto.

El Ministerio de Igualdad recoge en el borrador de la normativa que los vientres de alquiler son una forma de violencia contra las mujeres y podrían llevar ante los tribunales a aquellas parejas españolas que intenten llevar a cabo la gestación subrogada en otro países.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente