Abogados cristianos piden al juez que impute delito de odio a Willy Toledo

1 / 3
El actor Willy Toledo atiende a los medios de comunicación tras declarar hoy ante el juzgado de instrucción número 11 de Madrid acusado de vejación contra los sentimientos religiosos y ha reiterado mediante un escrito que no ha cometido ningún delito y que no considera "necesario" presentarse ante "ningún juez ni fiscal". EFE

Madrid, 13 sep (EFE).- La presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha pedido hoy al juez que amplíe la denuncia contra el actor Willy Toledo por un delito de odio al entender que la libertad de expresión "no puede en ningún caso acoger el insulto, la vejación o el ataque" contra los cristianos.

Castellanos se ha referido a los medios al término de la comparecencia del actor en el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, en la que Toledo se ha negado a declarar y ha reiterado mediante un escrito que no ha cometido ningún delito y que no considera "necesario" presentarse ante "ningún juez ni fiscal".

El juez investiga la denuncia presentada por la Asociación Española de Abogados Cristianos contra Willy Toledo por un delito contra los sentimientos religiosos al haber insultado a Dios y a la Virgen.

Pero hoy la acusación ha pedido al juez nuevas diligencias y que amplíe la investigación por un delito de odio después de que el actor justificara en televisión que durante la Guerra Civil fusilaron a personas a causa de su fe e incendiaron iglesias porque "algo harían".

Tras recordar que la libertad de expresión es un derecho fundamental, Castellanos ha matizado que no puede estar por encima de otros derechos, ni justificar el delito ni el ataque.

Ha precisado que el actor "no esta siendo investigado por un delito de blasfemia" sino "por arremeter contra el derecho a creer o no creer", pues "las creencias de los cristianos son respetables igual que son respetables las de otros colectivos y la de aquellos que no creen".

Ahora bien, la letrada ha querido dejar claro que no tienen ningún interés en que el actor esté en la cárcel pese a ser "una persona violenta" que "dispara a todos aunque a veces no se sabe por donde van las balas".

Es por ello que ha pedido al juez que se le imponga una multa que "no tendría problema en pagar habida cuenta de su holgada situación económica", ya que ha recordado que el delito contra los sentimientos religiosos no conlleva pena de prisión.