El abogado de los afganos critica al juez y pide que los llame de nuevo a declarar

Agencia EFE
·3 min de lectura

Murcia, 15 nov (EFE).- El abogado defensor de los tres jóvenes a los que se investiga por la presunta violación de tres hermanas estadounidenses ha vertido duras críticas contra el magistrado que dirige la instrucción de la causa y le ha pedido que los llame a declarar de nuevo, además de reiterar su solicitud de archivo de las actuaciones.

Las críticas se contienen en el recurso de reforma que el letrado Melecio Castaño presentó contra el auto judicial de finales de octubre que acordó seguir adelante con la causa y no acceder a su petición de archivo ni al levantamiento de las medidas cautelares que pesan sobre sus defendidos, que también había reclamado.

Castaño acusa al magistrado de “actuar contra reo”, y añade, como lo viene haciendo en los últimos meses a través de sus recursos, que las presuntas violaciones no existieron realmente y que los vídeos contenidos en los teléfonos móviles de los jóvenes contienen imágenes en las que se ve a las denunciantes en actitudes cariñosas con ellos.

Dice también este abogado en su recurso, al que ha tenido acceso Efe, que no cabe descartar que las lesiones que presentaba una de las hermanas y que sirvieron de base al forense que la examinó para concluir que las mismas eran compatibles con la violación, fuesen producidas por ella misma.

Comenta igualmente que “incluir la autolesión en el cálculo probabilístico no ayuda precisamente a ganarme el afecto de Su Señoría, pero me atreveré a mantener el término pese a ello, pues, en esencia, yo no vine a esta profesión a hacer amigos, sino a ejercer mi profesión sin impostarme ni traicionar mis convicciones”.

Por otro lado, el juzgado ha aceptado su petición de que el Instituto de Medicina Legal de Murcia informe respecto a la incidencia del líquido anestésico que fue intervenido a uno de los jóvenes y que asegura que lo utilizaba para cuidar las úlceras que tenía en sus encías cuando fueron detenidos.

En concreto, pidió que los forenses determinen la incidencia que ese fármaco puede tener mezclado con alcohol, sus efectos y duración de los mismos y qué cantidad habría que ingerir para incidir en la conducta de quienes lo toman.

No obstante, se adelanta a señalar que esa prueba, pedida inicialmente por la defensa de las denunciantes, poco puede aportar para el esclarecimiento de los hechos, añadiendo que en las imágenes que constan en la causa se les ve “disfrutando de una larga velada llena de ‘actividad’”, en alusión a los contactos sexuales con los denunciados.

Por otro lado, la defensa de aquellas, que ostentan los letrados Mariano Bo y Pablo Martínez, ha impugnado el recurso de reforma de Castaño por medio de un escrito en el que discrepa de sus valoraciones y respalda la resolución judicial de no archivar el proceso.

Los letrados critican que se admita como posible la existencia de autolesiones, afirmación que califican de “sorprendente”, para añadir que la misma “va en contra de la versión de las víctima y los informes forenses que obran en la causa y que el juez ha valorado en conciencia y creemos que con total y absoluta imparcialidad”.

Finalmente, a través de una providencia que acaba de ser notificada a las partes, el juzgado señala que acordará lo que proceda sobre el recurso de apelación de la fiscalía -en el que se pide el sobreseimiento provisional de las actuaciones- una vez haya resuelto el recurso de reforma de los investigados.

(c) Agencia EFE