Abascal no fue el primero: cuando Rajoy o Juan Carlos I fueron persona non grata

·3 min de lectura

La decisión de la Asamblea de Ceuta de declarar al líder de Vox, Santiago Abascal, persona non grata puede tener repercusiones en la política nacional. La Cámara ha repudiado al político de extrema derecha por "romper" la convivencia de la ciudad", una votación en la que el Partido Popular se ha abstenido.

Precisamente esta postura indefinida es la que ha molestado a Vox, que ha amenazado con romper con los populares en un momento en el que las encuestas van a favor de ambos partidos. Aunque la declaración de persona non grata (no bienvenida) no tiene ninguna consecuencia jurídica, lo cierto es que en los últimos años varios Ayuntamientos la han utilizado para mostrar su rechazo a los políticos. 

En la lista, además de Abascal, hay otras figuras destacadas del mundo de la política como Mariano Rajoy, Juan Carlos I, Felipe VI o Ana Pastor.

Santiago Abascal, Mariano Rajoy o Juan Carlos I comparten el haber sido declarados persona non grata. (Getty Images)
Santiago Abascal, Mariano Rajoy o Juan Carlos I comparten el haber sido declarados persona non grata. (Getty Images)

Sin duda alguna el caso más sonado fue el de Rajoy. El expresidente del Gobierno entre 2011 y 2018 fue nombrado persona non grata en 2016 por parte del ayuntamiento de Pontevedra, una decisión que le dolió especialmente, ya que fue la ciudad en la que estudió, conoció a su mujer e inició su andadura política. "Aquí me he casado, aquí voy a vivir y aquí voy a morir dentro de muchísimos años", esgrimió.

El motivo para esta declaración fue que el gallego aprobó que una empresa de celulosa montada junto al mar en la dictadura pudiera seguir con su actividad en la misma ubicación durante 60 años más.

Otra compañera de partido como es Ana Pastor también corrió la misma suerte en Vitoria, aunque en su caso la declaración fue corta. El ayuntamiento aprobó la consideración de persona non grata de la ex ministra de Fomento por los recortes en el aeropuerto de Foronda, pero apenas dos horas después la decisión fue revocada en un pleno extraordinario.

José Manuel Soria, ministro de Industria entre 2011 y 2016 , es otro de los que no se ha librado de esta denominación, en su caso por partido doble. En 2014 en el ayuntamiento de Arrecife la decisión salió adelante por la imposición del negocio del crudo en aguas canarias. Misma suerte corrió en La Robla, donde el consistorio de esta localidad leonesa le declaró persona non grata por llevar a la minería del carbón a una situación extrema.

José Manuel Soria, ex ministro de Industria. (Photo by David Benito/Getty Images)
José Manuel Soria, ex ministro de Industria. (Photo by David Benito/Getty Images)

La monarquía no se libra

Ni Juan Carlos I ni Felipe VI se han librado de ser declarados persona non grata. En ambos casos ha estado relacionado con el desafío independentista catalán. En el del rey emérito recibió esta denominación en 2012 cuando el ayuntamiento de Berga, en la provincia de Barcelona, aprobó la moción con los votos a favor de la CUP, las abstenciones de CiU y el PSC y solo con el PP en contra. 

El motivo esgrimido entonces fue que el monarca no era rey como consecuencia de un proceso democrático, sino como consecuencia de la herencia dictada por Franco.

Cuatro años después, en 2016, su hijo, Felipe VI corrió la misma suerte en el municipio de Arenys de Munt, también en Barcelona. En este caso se alegó que era la máxima figura institucional de un Estado que impedía el libre ejercicio del derecho a decidir del pueblo de Cataluña. El pueblo de Breda, en Girona, había hecho algo similar apenas un mes antes.

EN VÍDEO I “A por ellos, oé”: el grito de los simpatizantes de Vox a sus diputados antes de la moción de censura a Sánchez

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente