Abascal dice que en Madrid se vota "un cambio de ciclo para España"

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 4 may (EFE).- El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha dicho este martes al acudir a votar en las elecciones a la Asamblea de Madrid que en estos comicios regionales "se vota el principio del fin de un gobierno en toda la nación y un cambio de ciclo para España".

Abascal ha llegado a mediodía al colegio público Pinar del Rey, situado en la avenida de San Luis, en el noroeste de la ciudad de Madrid, y ha esperado durante más de cuarenta minutos una cola en la calle, donde ha hecho declaraciones a periodistas.

Ha animado a una participación masiva "que derrote la violencia, que derrote el odio y que derrote a aquellos que niegan la democracia" y ha deseado que "gane la libertad, gane la democracia y gane España".

Sobre la composición del gobierno madrileño para los próximos dos años, Abascal ha advertido de que es "un error mayúsculo repartirse Madrid antes de ganarlo" y ha indicado que la posición de Vox al respecto será anunciada esta noche, cuando se conozcan los resultados.

También ha considerado que durante la campaña ha percibido una "'batasunización' de la política española", porque, en su opinión, ha habido violencia, ataques e intentos de boicot a los actos de su partido.

"Durante este proceso electoral hemos vivido momentos extraordinariamente graves que han puesto en jaque las elecciones", ha dicho Abascal, entre los que ha citado que "uno de los candidatos haya enviado a su guardia pretoriana, a sus esbirros, a reventar los mítines electorales de Vox y a agredir a los servidores públicos, a la policía".

Abascal ha añadido que espera que "se asuman responsabilidades tras las elecciones" por "el hecho de que las detenciones que se produjeron estos días de la guardia pretoriana de un candidato hayan sido ocultadas por el Ministerio del Interior durante quince días".

Mientras esperaba la cola para votar en la avenida de San Luis, Abascal ha saludado y se ha hecho selfis con decenas de simpatizantes, y ha recibido gritos de apoyo, como "¡ánimo!" y "¡suerte!", mientras otras personas que también esperaban su turno han coreado por momentos "¡fuera, fuera!" y desde los balcones se ha escuchado gritar "¡fuera, fascistas, de nuestros barrios!".

(c) Agencia EFE