Abascal asume ser de ultraderecha exigiendo a Sánchez una disculpa

M. J. Arias
·3 min de lectura

Según el orden del día de la sesión de control al Gobierno de este miércoles, la segunda pregunta de la jornada le correspondía hacerla a Santiago Abascal y tenía que ver con la política de pactos del actual ejecutivo. Y así fue, un rato. Entre medias, el líder de Vox aprovechó su turno de palabra para pedir a Pedro Sánchez que se disculpase por unas palabras en las que definió cómo ve la ultraderecha a la mujer por las que Abascal, pese a que no fue mentado (ni él ni su partido), se ha dado por aludido. Ese sentimiento de haber sido ofendido ha hecho que asuma su ideología de ultraderecha.

Santiago Abascal pedía la disculpa de Pedro Sánchez por unas palabras contra la ultraderecha. (Foto: Pablo Blazquez Dominguez/Pool via AP)
Santiago Abascal pedía la disculpa de Pedro Sánchez por unas palabras contra la ultraderecha. (Foto: Pablo Blazquez Dominguez/Pool via AP)

Lo que dijo el presidente del Gobierno en un acto por el 8-M es que “no podemos obviar la ultraderecha, con su discurso de odio y su machismo descarnado”. Sánchez continuó su discurso señalando que esta es una opción política que ha resurgido y que supone “una vuelta atrás a los tiempos de la sumisión al padre, al marido, al jefe, una nostalgia de los tiempos en que las mujeres estaban a su disposición, como servicio gratuito, personas subalternas y objeto de disfrute sexual”.

Y es esa parte, la de considerar a la mujer como “objeto de disfrute sexual”, la que más ha ofendido a Abascal, quien no solo se ha dado por aludido por las palabras pronunciadas por Sánchez, sino que ha asegurado en su tiempo ante el micrófono del Congreso que con ellas el presidente del Gobierno ha ofendido a sus compañeras de partido, pero también a sus madres y a sus hermanas. Por eso le exigía que se disculpase.

Sin embargo, lo que se ha encontrado ha sido una respuesta cargada de ironía haciéndole notar que en ningún momento les mencionó a él o a su partido. “Yo hablaba de la ultraderecha, si ustedes se dan por aludidos…”, le ha respondido de manera lapidaria.

El rifirrafe dialéctico se produjo en el marco de una pregunta de la sesión de control que no tenía nada que ver con el asunto y que era “¿qué aporta a los españoles su política de pactos?”. En su introducción antes de lanzarla Abascal soltó una retahíla de peguntas sobre todo lo que esos acuerdos no aportan a los ciudadanos. Según él, ni tranquilidad ni seguridad a los ancianos en las residencias, ni abastecimietno de vacunas, ni una RTVE libre de sectarismo, ni elecciones tranquilas en Cataluña, ni una inmigración legal y ordenada… y muchas cosas más, aunque, dijo, sí "poder y ego para usted".

A lo que Sánchez respondió, igualmente cargando su intervención de ironía como haría después sobre su comentario de la visión que la ultraderecha tiene de la mujer, que para qué preguntaba si se respondía “a sí mismo”. También aprovechó para recordar a Abascal que “el mayor éxito de la democracia” es la Constitución y que esta es “fruto de un pacto”. 

EN VÍDEO | Oltra condena la agresión machista de Valencia: "Ni el 8M tenemos tregua"