Abanico de posibilidades para la Presidencia en Colombia

BOGOTÁ (COLOMBIA). Los colombianos votaron el domingo 11 de marzo de 2018, durante las elecciones legislativa. El nuevo Congreso regirá entre 2018 y 2022 y estará conformado por 268 congresistas: EFE/Leonardo Muñoz

Bogotá, Colombia

El próximo 27 de mayo será la primera vuelta para la elección de un nuevo presidente en Colombia. Con la celebración de las legislativas el pasado domingo, quedó delimitado el grupo de aspirantes y los partidos con más fuerza. Sin embargo, los resultados pueden dar pie a que en los siguientes días se reduzca la lista si algunos se acercan a otros en busca de alianzas.

Pero hay que empezar por dos datos relevantes que surgieron de los comicios. Primero, el expresidente Álvaro Uribe fue el senador más votado, 875.554 colombianos lo eligieron. Con este resultado se convirtió en el senador con más votos en toda la historia del país. Le siguieron el exalcalde de Bogotá Antanas Mockus (504.127) y Jorge Enrique Robledo (214.086).

Este liderazgo de Uribe llevó a una segunda conclusión importante: los partidos ganadores y los perdedores. El del expresidente, del que es cabeza, el Centro Democrático, ganó el primer lugar en las votaciones. El segundo lugar lo ocupó Cambio Radical. Ambos con tendencia de derecha. Mockus es de la Alianza Verde, y Robledo, de la izquierda Polo Democrático. Estos dos partidos más Compromiso Ciudadano hacen parte de la Coalición Colombia, del aspirante presidencial Sergio Fajardo.

Aunque los candidatos en las consultas Iván Duque y Gustavo Petro obtuvieron una alta votación, hay un factor que podría ser determinante e inclinar la balanza hacia una opción de centro.

Se trata del fortalecimiento de la aspiración del exalcalde y exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo que con el resultado de la Alianza Verde en las elecciones legislativas y tras duplicar su representación en el Senado, al pasar de 5 a 10 curules, con una lista de dirigentes, en su mayoría sin ninguna tacha ni denuncias de corrupción, puede catapultar su aspiración como una opción de centro que podría romper con la polarización en la que está sumergida el país.

Sergio Fajardo y Antanas Mockus/Facebook

Al otro extremo quedó el Partido de la U, del actual mandatario Juan Manuel Santos, que dejó de ser el partido mayoritario. Bajaron también el Liberal y el Conservador.

Con este fondo, las elecciones legislativas fueron, como muchos las llamaron, unas primarias. Simultáneamente a que los colombianos eligieron a los miembros del Senado y la Cámara de Representantes, escogieron entre dos consultas que definían dos candidatos presidenciales. Como resultado, Gustavo Petro (de izquierda), e Iván Duque (Coalición de centro derecha, Centro Democrático) ganaron. Así, se sumaron al grupo de aspirantes ya conformado por Germán Vargas Lleras (Cambio Radical, derecha), Humberto de la Calle (Partido Liberal), Juan Carlos Pinzón (candidato independiente), Piedad Córdoba (candidata por firmas), Sergio Fajardo (Coalición por Colombia) y Viviane Morales (Partido Somos).

BOGOTÁ (COLOMBIA). El expresidente colombiano Alvaro Uribe (i) acudió a votar acompañado del candidato presidencial de su partido, Iván Duque (d), el domingo 11 de marzo de 2018, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Aliados de Duque, quedaron 19 senadores; de Vargas Lleras (16), de Fajardo (15), de De la Calle (14) y de Petro (4).

Posibles alianzas

El candidato presidencial de Colombia, Gustavo Petro, en las elecciones legislativas, en Bogotá, el 11 de marzo de 2018.

Antanas Mockus ha sido el primero en proponer una alianza. “Yo le pido, casi que me le arrodillo, a Humberto de la Calle y a Sergio Fajardo, que se unan; si ellos se unen yo le pongo el hombro, todo lo que yo pueda hacer, para que esa alianza se amplíe”, dijo en un noticiero local.

Los candidatos de centro, entre los que se cuentan el exalcalde de Medellín Sergio Fajardo, y el liberal Humberto De la Calle, consideran que todavía hay espacio para una coalición que evite que el país se vaya a los extremos que representan los candidatos de derecha e izquierda.

“No podemos vivir en la cultura del miedo. No podemos quedar atrapados entre Iván Duque y Petro. Es necesario ahora escribir un cuento más bonito”, manifestó el exalcalde bogotano Antanas Mockus, elegido senador el domingo con más de medio millón de votos por el partido Alianza Verde, que apoya a Fajardo.

Por su parte, Petro aseguró: “A las fuerzas del centro político colombiano, a Sergio Fajardo, Humberto de la Calle. A mí me gustaría, antes de definir cualquier tipo de candidatura vicepresidencial, poder saber si ellos son capaces de asumir la responsabilidad histórica de una gran confluencia democrática en Colombia”.

Hasta el momento, De la Calle y Fajardo rechazan alianzas con Gustavo Petro, con el uribismo y con Vargas Lleras.

Después de lo que dicho por Mockus, Fajardo indicó que antes de tomar decisiones, va a analizar junto a su equipo los resultados y la posición de la opinión pública.

“Tenemos la responsabilidad de buscar una unión democrática, que permita un cambio seguro. Una Colombia unida no puede estar obligada a estar dividida entre dos extremos, no puede estar obligada a elegir por miedo”, señaló Humberto De la Calle. 

Mientras que Jorge Rojas, estratega de Petro para la campaña, declaró que es una “coalición que debe incluir sectores como Polo Democrático, Alianza Verde, pero también sectores del Partido Conservador, del Partido Liberal, sectores incluso del uribismo que se empiezan a cansar de un modelo que ya no funcionó y, sobre todo, ciudadanía que no vota”.

Hay que esperar lo que suceda en las próximas semanas para realmente saber cómo se sigue esclareciendo la baraja presidencial.

Cómo le fue a las Farc

Su partido terminó como el tercero con menos votos en el Senado.  Según las listas, los senadores que tendrá el partido político de las Farc serán Iván Márquez Marín, Pablo Catatumbo Torres Victoria, Victoria Sandino Simanca, Julián Gallo Cubillos y Griselda Lobo Silva. Para la Cámara de Representantes, cinco personas, entre otros, Jesús Santrich.

“El desarrollo del proceso electoral y los resultados de los comicios reafirman la necesidad de avanzar en una reforma político-electoral de carácter estructural, como la prevista en el Acuerdo Final (Acuerdo de paz), a fin de superar prácticas clientelistas y corruptas y brindar condiciones de equidad a todas las fuerzas políticas que participan en la contienda política”, dijeron en un comunicado.

El pasado 8 de marzo las Farc anunció su retiro de la campaña presidencial, después de la cirugía de que le practicaron a Rodrigo Londoño (Timochenko).

El panorama político de este año en Colombia es bastante particular. Por un lado, ya son 16 años de dos gobiernos reelectos: el de Álvaro Uribe (2002-2006 y 2006-2010) y Juan Manuel Santos (2010-2014 y 2014-2018). A esto se le suma la incorporación de la guerrilla de las Farc, ahora llamadas Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, a la vida civil y esfera política, y a los diálogos de paz con el ELN. Asimismo, la salida a la luz de innumerables casos de corrupción.

Colombia es el segundo país de Latinoamérica que ha celebrado elecciones legislativas en lo que va de este año. Primero lo hizo Costa Rica y luego El Salvador. Faltan Paraguay, México, Brasil y Perú. El siguiente paso, excepto para El Salvador y Perú, son los comicios presidenciales. Además de Cuba y posiblemente Venezuela.