Un niño de 5 años cargó a un bebé por 800 metros a -35°C tras ser abandonados en Alaska

En lo que sería una hazaña al filo de la muerte para cualquier adulto, un niño de cinco años y un infante de 18 meses protagonizaron una aventura a la vez escalofriante y sorprendente.

En la desolada población de Venetie, en el norte de Alaska, con menos de 200 habitantes, los dos niños se encontraban solos en una casa cuando se registró en ella una falla de la electricidad. De acuerdo al relato de The New York Times, el pequeño de 5 años se asustó y, es de suponer, decidió que no podía quedarse en esa casa.

Así, aunque solo vestía ropa ligera y calcetines, tomó al bebé en sus brazos y salió de la casa. No es claro qué ropa llevaba el infante, pero al parecer ambos menores se expusieron a condiciones extremas con protección totalmente insuficiente.

Un desolado paraje de Alaska, al norte de la localidad de Venetie. En esa región dos niños recorrieron solos cerca de 800 metros en temperaturas de -35°C. (Getty Images)

En el exterior la temperatura era de menos 35°C. Y en esas extremas condiciones, el niño llevó a cuestas al bebé por los helados parajes de las riberas del río Yukón. Ambos recorrieron cerca de 800 metros hasta llegar a una casa cercana, donde se les dio albergue.

El recorrido fue ciertamente peligroso, tanto por el inmenso frío como porque el lugar es una zona rural muy apartada. Si los menores hubiesen desviado la ruta y se hubiesen extraviado, es muy probable que no hubiesen sobrevivido pues nadie sabía que se habían aventurado fuera de la vivienda.

Los habitantes de la casa a la que los menores llegaron y que les dieron refugio y atención reportaron luego los hechos a las autoridades.

El lugar está tan aislado en las lejanías de Alaska que cuando las autoridades fueron notificadas de los hechos tuvieron que alquilar un avión para llegar a Venetie y aún así demoraron más de 12 horas en llegar al lugar, de acuerdo a un vocero del Departamento de Seguridad Pública de Alaska.

Afortunadamente, los niños fueron atendidos cuando arribaron a la casa vecina y aunque sufrieron lesiones no especificadas a causa de la exposición al terrible frío, se espera que se recuperarán satisfactoriamente.

Además, las autoridades revelaron que Julie Peter, de 37 años, habría sido quien dejó solos a los dos niños en la casa y fue por ella arrestada y acusada de poner en riesgo a los menores. De acuerdo al Times, las autoridades no clarificaron inicialmente cuál era la relación de Peter con los niños ni si ambos menores están relacionados entre sí.