Dos años de cárcel por pedir armas en internet para luchar desde "Al Andalus"

La Audiencia Nacional juzga a Kamal Joao Carlos Luzito (2d), un hombre de nacionalidad angoleña y detenido en 2014 por pedir en un foro yihadista armas y dinero para luchar "contra los enemigos del islam" en "Al Andalus". EFE/Archivo

Madrid, 12 ene (EFE).- La Audiencia Nacional ha condenado a 2 años de cárcel a un hombre de 35 años que desde ordenadores de la sede de la UNED de Huelva, entre otros, se conectó en numerosas ocasiones a un foro yihadista pidiendo armas y dinero para luchar "contra los enemigos del islam" en "Al Andalus".

El acusado, Kamal Joao Carlos Luzito, de nacionalidad angoleña, nacido en Rabat (Marruecos) y detenido en junio de 2014, publicó varios mensajes en el foro yihadista "Jamia Hagsa Uru", con sede en Belice, conectándose para ello, además de en ordenadores de la UNED en Huelva, donde estudiaba, en redes wifi públicas, en locutorios o en el portátil de un amigo, una vecina y "el suyo propio".

La Fiscalía pedía para él 4 años de cárcel por un delito de autoadoctrinamiento terrorista, si bien propuso también como alternativa una condena de 3 años por enaltecimiento del terrorismo.

La sección cuarta de lo Penal finalmente se ha decantado por este último delito al entender que ha quedado "debidamente acreditado" por su declaración en el juicio en la que, si bien negó haberse conectado a páginas de carácter yihadista o ser el autor de los mensajes pidiendo armas y dinero, reconoció haberse conectado a esos ordenadores con sus cuentas de Facebook y Twitter.

Según recuerda la sentencia, el acusado empezó a ser investigado en noviembre de 2013 cuando se le detectó haciendo fotografías con su móvil al cuartel de la Guardia Civil de Huelva, la Comandancia de la Marina y al cuartel de la benemérita en el puerto de la ciudad.

Después fueron descubiertos mensajes que publicó bajo el pseudónimo de Mehdi en el citado foro pidiendo ayuda para hacer la "yihad" en España: "Un saludo desde Al Andalus desaparecida. Queremos yihad en Europa, pero necesitamos el obrar y los medios militares y expertos en fabricación de bombas".

"Yo quiero dinero para luchar contra los enemigos del islam en Al Andalus para recuperar la civilización musulmana perdida", "Necesito armas modernas para enfrentarme al reto en Al Andalus", "Quiero dinero e información y expertos para llevar a cabo la 'yihad' en occidente y crear un califato", son algunos de los mensajes que publicó en inglés.

Para la Sala estos comentarios son constitutivos de un delito de enaltecimiento, tal y como ha establecido el Supremo "en diversas resoluciones", al quedar acreditada "la intolerancia del acusado hacia todo aquel que no comulgue con sus ideas radicales y en favor de la yihad violenta".

Además "sus mensajes son serios, violentos, agresivos, contundentes acerca de la necesaria aniquilación del enemigo" y "su determinación es clara y repetitiva, lo que quiere y proclama es atacar y aniquilar a los no creyentes", indica la sentencia.

Por todo ello para el tribunal "no cabe duda de que la correcta tipicidad de los hechos objeto de acusación se corresponden con el delito de enaltecimiento".

Además de los dos años de cárcel, la sentencia le impone 9 años de inhabilitación para profesión u oficio educativo y 5 años de libertad vigilada una vez cumpla la condena de cárcel, de la que habrá que descontar los 5 meses que estuvo en prisión preventiva.