Un primer año difícil para Luis Arce en Bolivia

Luis Arce cumplió su primer año como presidente de Bolivia. Un año que comenzó con un llamado a la unidad tras el remezón político que vivió el país sudamericano en 2019, que llevó a un Gobierno interino al poder y a la renuncia del expresidente Evo Morales por presiones de los militares. Periodo que además ha estado marcado por la pandemia del Covid-19 y los efectos que esta ha traído consigo: crisis social, sanitaria y económica.

Este primer año de gobierno en Bolivia se cumple empañado por una huelga nacional indefinida. Entre los organizadores están los comités cívicos regionales, que tuvieron un papel destacado en las manifestaciones de 2019, las cuales provocaron la salida del expresidente Evo Morales, y otros sectores como los llamados "gremiales" y los transportistas, pero también ciudadanos del común que expresaron su descontento por la Ley 1386, llamada Estrategia Nacional Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento al Terrorismo.

En esta edición de El Debate realizamos un balance del primer año de gestión de Luis Arce como presidente de Bolivia y las múltiples crisis que ha enfrentado el país sudamericano, para ello conversamos con nuestros invitados:

- Fernanda San Martín Carrasco, abogada y exdiputada por el partido opositor Unidad Demócrata,

- José Hugo Moldiz, escritor, investigador y exministro del Gobierno de Bolivia durante la administración del expresidente Evo Morales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente