¿A 90 o a 120? La velocidad a la que la DGT recomienda circular para ahorrar combustible

·4 min de lectura

Septiembre está a la vuelta de la esquina y con él, la vuelta a la rutina que suele traer consigo más horas de conducción diaria; ir al trabajo, recoger a los niños del cole, compras en el hipermercado... Con el precio de los carburantes en continua escalada, puede que ahora sea el momento perfecto para preguntarse cómo maximizar el ahorro de combustible en todos nuestros trayectos.

Para conseguir este objetivo juega un papel fundamental la velocidad, que además de ser un factor de riesgo en la carretera también influye directamente en el consumo de combustible. Este no es el único factor que influye, pero sí uno de los más importantes y es por ello que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha indicado la velocidad exacta a la que se debe circular para ahorrar gasolina.

¿A 120 o a 90 km/h?

Tras la limitación a 20 y 30 km/h en todas las vías urbanas, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha avisado de que la velocidad, además de ser un factor de riesgo en la carretera, también influye directamente sobre el porcentaje de consumo de combustible. 

En su cuenta de Twitter, el organismo ha explicado que mantener el cuentakilómetros a 90 km/h es lo mejor para gastar menos dinero en gasolina o diésel. 

En este sentido, la DGT advierte de que, si alcanzas una velocidad de 120 km/h, el consumo se puede llegar a incrementar en un 30% en el total del trayecto.

Pero muchos usuarios de la red social empezaron a escandalizarse por dicha información al considerar que conducir a 90 kilómetros en autopistas o autovías era peligroso. Todos ellos coincidían en que se entorpece el tráfico y se fuerzan maniobras de adelantamiento peligrosas. Por su parte, la DGT específico a los conductores de que su consejo se refería a las carreteras convencionales.

Trucks on four lane controlled-access highway in Poland.
Trucks on four lane controlled-access highway in Poland.

¿Existe una reducción en el consumo?

Otro debate que surgió es el de la veracidad de los datos. La respuesta no es universal pues todo depende del vehículo concreto que se conduzca. Pero por norma general, circular con marchas largas y mantener una velocidad estable son las claves para asegurar una reducción del consumo. 

Por ello, se necesitaría superar los 90 km/h para poder alcanzar la quinta o la sexta marcha y así, comenzar a ahorrar. En esta línea soluciones como el control de crucero pueden ayudar mucho a conseguir mantener una velocidad más o menos constante.

Otros factores para ahorrar

Además de la velocidad, hay otros factores que influyen en el ahorro de combustible y que, por lo tanto, es fundamental conocer.

En primer lugar, el tipo de combustible es uno de los principales elementos a tener en cuenta. Elegir un combustible de alta calidad permitirá al motor del coche optimizar su funcionamiento. Por ese motivo, es mejor dejarse llevar por el tipo de gasolina o gasóleo que se adquiere antes que por el precio del litro, ya que, aunque este pueda ser más barato en algunas estaciones de servicio, su rendimiento puede ser mucho menor.

Otra de las recomendaciones de la DGT es apagar el motor si el coche va a estar parado más de 1 minuto. El consumo no es muy alto, unos 0,13 litros de gasolina, pero si se tienen en cuenta todas las paradas este puede acabar siendo elevado. Por otro lado, teniendo en cuenta la orografía, es recomendable utilizar en las bajadas la inercia del coche y en las subidas presionar el acelerador sin pisarlo a fondo. Esto siempre con precaución y cumpliendo estrictamente las normas de seguridad vial.

La DGT también recomienda usar la primera marcha solo para comenzar la conducción, sin abusar del acelerador. La segunda se debe poner tras dos segundos o tras transitar cinco o seis metros. En cuanto a la aceleración, la entidad asegura que es mejor acelerar de forma progresiva, sin pisar el pedal hasta el fondo. En motores de gasolina, cambiar entre las 1.500-2.500 revoluciones; en los diésel, entre las 1.300-2.000.

Por último señalar una de las recomendaciones que lleva recordando la DGT durante años: revisa la presión de los neumáticos antes de salir. Cuánto menos presión, más dificultades tendrá el vehículo para mantener la velocidad, lo que hará que el gasto de combustible sea mayor. Cada vehículo tiene una presión recomendada que viene fijada en el manual de mantenimientoy además es recomendable tomar la presión de los neumáticos una vez al mes con especial cuidado en el caso de que vayamos a viajar.

VIDEO | Así es el deportivo español 100 % eléctrico

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente