El 87 % de las empresas realizaría desembolsos en pensiones para sus empleados

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 15 nov (EFE).- El 87 % de las empresas está dispuesta a realizar aportaciones a los planes de pensiones de sus empleados con "el objetivo de destinarlo a su ahorro para la jubilación", aunque solo el 27 % cuenta en la actualidad con un plan de previsión, según un informe elaborado por KPMG Abogados.

Ese documento, denominado ‘Situación de las Pensiones en España 2020’, se ha confeccionado a partir de un estudio efectuado entre 63 empresas españolas de ámbito local, empresas españolas multinacionales, así como filiales en España de multinacionales extranjeras, principalmente de los sectores servicios, financiero, industria y consumo y distribución, representativos de las principales áreas de actividad de la economía española.

En cuanto a los desembolsos que realizarían a favor de sus empleados, la mayoría de las empresas ha contestado que "estaría dispuesta a hacer una aportación equivalente a un 2 % del salario".

Otras conclusiones del documento indican que el 63 % de las compañías consideran que "actualmente no se dan las condiciones económicas" para efectuar esos desembolsos y sólo el 27 % de las empresas encuestadas cuenta con un plan de previsión, "sobre todo en los sectores financiero, servicios, químico y farmacéutico".

Además, en el estudio se señala que "el 90 % de las empresas no ha reducido su aportación a los planes de previsión social como consecuencia de la crisis de la covid-19", al tiempo que precisa que "el otro 10 % ha disminuido las aportaciones y, de estos, un tercio lo ha hecho hasta en un 75 %".

En el estudio se recoge que la mayoría de los planes de pensiones empresariales son de la modalidad de empleo, porque "reúnen las mayores ventajas, tanto para las empresas como para los trabajadores", y que el 61 % de los planes va dirigido a toda la plantilla y un 20 % al personal directivo.

Sobre el modo de efectuar las aportaciones, "el 74 % de las empresas ha optado por un porcentaje fijo sobre el salario pensionable, en la mayoría de los casos el salario fijo bruto".

El 79 % de los planes analizados son de aportación definida y corresponden a colectivos cerrados donde no se permite la entrada de nuevos partícipes, mientras que los planes mixtos suelen ser normalmente de aportación definida para la contingencia de jubilación y prestación definida para las contingencias de fallecimiento e incapacidad".

El director del área de Pensiones de KPMG Abogados, Álvaro Granado, ha resaltado "la necesidad de un mayor complemento -de las pensiones públicas- a través del ahorro privado" porque "la previsión social privada ha sido muy escasa por la suficiencia de los ingresos de la pensión que otorga el Estado y por el elevado coste de implantar planes de jubilación en las empresas".

Sin embargo, ha precisado que "las reformas llevadas a cabo en el sistema público y las que probablemente acometerán en un futuro próximo incidirán en el importe de las pensiones".

En cuanto a los incentivos fiscales de estos productos de ahorro previsión, en el informe se indica que el 83 % de las empresas participantes "considera que no son suficientes y cree que el Gobierno tendría que incentivar el ahorro para la jubilación a través de instrumentos" tanto colectivos como individuales.

(c) Agencia EFE