El 66 % de las empresas no recobrará hasta 2022 la facturación previa a covid

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 21 feb (EFE).- Dos de cada tres empresas españolas prevé que tardará al menos hasta 2022 en recuperar la facturación previa al desencadenamiento de la pandemia provocada por la covid-19, de acuerdo con el informe "Perspectivas España 2021", elaborado por la consultora KPMG en colaboración con la patronal CEOE a partir de una encuesta realizada entre empresarios.

Ese documento, tras reflejar el "duro impacto" provocado por la pandemia en la empresa española, especialmente en los sectores de restauración, ocio, turismo o transporte, aunque otros como seguros, tecnología, farmacia, energía o gestión de activos han mantenido su actividad, señala que el 61 % de las empresas prevén comenzar a recuperar su facturación en 2021.

Después de que el año pasado el 50 % de las compañías ajustara plantilla, el 47 % sus inversiones y el 45 % los costes de producción, para este año esperan que las perspectivas mejoren y el 29 % de los empresarios anticipa que incrementará su número de empleados, frente a un 32 % que prevé reducirlo y a un 38 % que señala que se mantendrá igual.

Por sectores, tecnología es el que presenta un mayor porcentaje de empresas que aumentarán su plantilla, un 66 %, mientras que el 59 % de las compañías turísticas reducirá su fuerza laboral, seguidas de banca, un 57 %, y restauración, un 53 %.

En 2021 la inversión, en términos netos, permanecerá estable, ya que un 33 % anticipa que la mantendrá igual, un 36 % la aumentará y un 32 % señala que la reducirá. Tecnología, sector público y gestión de activos son los sectores en los que la inversión se incrementará con más fuerza en 2021: un 66 %, un 56 % y un 53 %, respectivamente.

De entre los perfiles más demandados para este año, los tres primeros tendrán mucho que ver con la digitalización: gestores de la transformación digital, 62 %; expertos en ciberseguridad, 46 %, y especialistas en tecnologías emergentes como inteligencia artificial, un 42 %.

Respecto a la situación económica, siete de cada diez la califican como "mala o muy mala", aunque a doce meses vista, el 39 % de las empresas confía en que mejore, frente al 34 % que lo esperaban en julio de 2020.

El estudio muestra que casi la mitad de los encuestados, un 49 %, considera que la debilidad de la demanda interna y el aumento de los impuestos son las dos principales amenazas a las que la economía española deberá hacer frente en los doce próximos meses.

También preocupan al empresariado otros riesgos generales, como la incertidumbre política, que señala el 46 %, y los posibles rebrotes del virus, que selecciona el 39 %.

En cuanto a otros peligros inherentes a su actividad, el 58 % de los encuestados ha consignado los riesgos de demanda, un 47 % los regulatorios y un 35 % los operacionales.

La digitalización, que se "ha convertido en una de las claves que han determinado la capacidad de adaptarse a la crisis y, en muchos casos, de sobrevivir a ella", se señala como "el mayor reto para el 68 % de las empresas encuestadas ante la nueva realidad, siendo la transformación digital una de sus tres prioridades estratégicas para el 62 %", y las herramientas tecnológicas serán el principal destino de inversión en 2021.

Los riesgos asociados a la digitalización, como los ciberataques, con un 28 %, los tecnológicos, con un 20 %, y los de talento, con un 18 %, se sitúan en una posición destacada.

En cuanto a la financiación, algo más de la mitad de las empresas la usarán para su crecimiento orgánico, un 25 % para refinanciar deuda y el 22 % para abordar operaciones de fusiones y adquisiciones En los doce próximos meses un 36 % abordará reestructuraciones operativas.

Respecto al acceso a los fondos del Plan Europeo de Recuperación el 46 % quiere optar a ellos, un 18 % lo descarta y el 36 % desconoce si los solicitará. Además, el 63 % de quienes ignoran si disponen de proyectos elegibles esgrimen como principal razón el desconocimiento sobre los requisitos concretos del plan.

(c) Agencia EFE