6 respuestas a 6 preguntas que te estás haciendo sobre el debate del estado de la nación

·6 min de lectura
Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

El vigésimo sexto debate sobre política general de la democracia, el debate sobre el estado de la nación, se celebra a partir de mañana en el Congreso de los Diputados con la participación activa de los líderes políticos, que casi en su totalidad intervienen por primera vez en esta cita parlamentaria que tiene ya una solera de 39 años.

Estas son las respuestas a algunas de las preguntas que este debate puede suscitar entre los ciudadanos.

¿Qué es el debate sobre el estado de la nación y cuál es su origen?

Es el debate más importante de las Cortes Generales junto con el de investidura y el de Presupuestos Generales del Estado y tiene especial relevancia porque el Gobierno confronta sus decisiones con todas las fuerzas políticas y repasa la situación general del país desde todas sus vertientes.

Su origen se remonta a 1983 cuando en la II Legislatura, el expresidente del gobierno Felipe González propuso a los diez meses de ser investido un debate “sobre la situación general de España”. La propuesta tenía como precedente las comunicaciones presentadas por el gobierno de la UCD durante la transición

1- ¿Quiénes son los protagonistas del debate?

El protagonista principal suele ser el presidente del Gobierno, en este caso, Pedro Sánchez que se estrena en estas lides como jefe del Ejecutivo y salvo el portavoz del PNV, Aitor Esteban, el de Compromís, Joan Baldoví y la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, el resto de portavoces y líderes políticos intervienen por primera vez.

Oramas es la diputada más veterana ya que es el séptimo debate en el que interviene, mientras que Esteban y Baldoví subirán a la tribuna por cuarta vez.

2- ¿Cómo se organiza el debate?

El debate se prolonga desde mañana hasta el jueves. El martes y el miércoles el presidente discute cara a cara con los portavoces de todos los partidos políticos y el jueves se votan las propuestas de resolución que han registrado los grupos parlamentarios a modo de conclusiones del debate.

El presidente del Gobierno abre mañana a las 12.00 horas esta cita con un discurso que no tiene límite de tiempo. Cuando finalice, se suspenderá la sesión hasta las 16.00 horas, que será cuando comiencen las intervenciones de los portavoces de los grupos parlamentarios de mayor a menor por espacio de treinta minutos, aunque el grupo parlamentario socialista intervendrá en último lugar, por ser el partido en el Gobierno.

El jefe del Ejecutivo puede intervenir en cualquier momento del debate sin límite de tiempo para responder a los portavoces uno a uno o de forma acumulada. Por su parte, los portavoces tienen luego diez minutos para la réplica y otros cinco minutos para la dúplica.

Concluida la primera fase del debate, probablemente el miércoles a mediodía con la intervención del PSOE, se abre un plazo para que los grupos puedan presentar propuestas de resolución y negociar enmiendas, que serán debatidas y votadas en la sesión del jueves que comenzará a las 10,00 horas.

3- ¿Qué son las propuestas de resolución?

Son las iniciativas escritas en las que los grupos ponen sus conclusiones al debate. No tienen carácter legislativo, ni son vinculantes. Su objetivo es orientar la acción política del Gobierno y cada grupo parlamentario puede presentar un máximo de quince que deben ser aprobadas por mayoría simple.

Las propuestas son votadas según el orden de presentación, salvo aquellas que signifiquen el rechazo global del contenido de la comunicación del Gobierno, que se votarán en primer lugar.

4- ¿Por qué han pasado siete años desde que se celebró el último debate sobre el estado de la nación?

Aunque la práctica habitual es que este debate se celebre todos los años, el Ejecutivo no está obligado a convocarlo. De hecho el debate no está recogido en la Constitución y solo se inspira en los artículos 196 y 197 del Reglamento del Congreso.

Lo habitual es que no haya debates en los años con convocatoria de elecciones generales o cuando han pasado pocos meses desde las últimas celebradas. También la pandemia de la covid-19 ha retrasado su celebración. El Congreso se ha quedado sin debate de la nación los años 1986, 1990, 1993, 1996, 2000, 2004, 2008, 2012, 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021.

5- ¿Hay una fecha determinada para celebrarlo?

No. A diferencia del debate de presupuestos que suele ser a partir de septiembre, con el debate sobre el estado de la nación no hay fecha establecida.

Los debates que se produjeron bajo el mandato de Mariano Rajoy se celebraron en febrero, mientras que los que tuvieron lugar con José Luis Rodríguez Zapatero o con José María Aznar fueron entre mayo y julio.

La fecha la propone el Gobierno, a partir de una comunicación que remite a la Cámara donde resume las líneas generales de su actuación política.

En este caso, el Ejecutivo ha considerado conveniente que el debate tenga lugar este año transcurridas las elecciones autonómicas de Castilla y León y Andalucía.

6- ¿Cuál es el momento más interesante del debate?

El momento más interesante suele ser el “cara a cara” entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición, pero en esta ocasión el dirigente del PP, Alberto Núñez Feijóo, solo puede estar presente como senador en el hemiciclo y no podrá intervenir al no ser diputado.

Sin duda, la imagen más curiosa será ver algún rifirrafe entre Sánchez y la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ante la presencia silenciosa de Feijóo.

Gamarra subirá a la tribuna el martes a las 16.00 horas y tras ella lo harán los portavoces de Vox, Santiago Abascal, de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, Pablo Echenique, Jaume Asens y Antón Gómez Reino. Es previsible que el portavoz de ERC, Gabriel Rufián pueda cerrar el primer día de debate.

En ese caso, el miércoles comenzaría con la portavoz de JxCAT, Miriam Nogueras, el portavoz del PDeCAT, Ferrán Bel, el de Más País, Íñigo Errejón, el de Compromís, Joan Baldoví y la portavoz de Cs, Inés Arrimadas.

Le seguirían el portavoz del PNV Aitor Esteban, la de EH Bildu, Mertxe Aizpurúa, la de la Cup, Mireia Vehí, la portavoz de CC, Ana Oramas, el diputado del grupo Mixto Carlos García Adanero, el del PRC, José María Mazón, el de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca y el de Teruel Existe, Tomás Guitarte. El último en intervenir es el portavoz del PSOE, Héctor Gómez, tal como establece el procedimiento al ser el partido del presidente del Gobierno.

¿Y qué repercusiones tiene este debate en los ciudadanos?

Habitualmente tras la celebración de un debate sobre el estado de la nación el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) evalúa la opinión de los ciudadanos sobre esta cita.

El CIS trata de averiguar si la imagen de los líderes políticos mejora o empeora tras el debate, y cómo ven los ciudadanos el conocimiento que sus representantes tienen de los problemas del país, así como la confianza que transmiten. En 2015 Sánchez ganó por siete décimas a Rajoy.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente