El 52 % de los adultos en Brasil sufre enfermedades crónicas

Agencia EFE
·2 min de lectura

Río de Janeiro, 18 nov (EFE).- Más de la mitad de la población adulta de Brasil sufre al menos una enfermedad crónica -física o mental-, como hipertensión, diabetes, problemas cardiacos o depresión, según un estudio divulgado este miércoles por el Gobierno.

De acuerdo con el estudio elaborado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) y el Ministerio de Salud con datos de 2019, del total de mayores de 18 años que tienen alguna enfermedad crónica, la mayoría (23,9 %) padece hipertensión arterial.

Les siguen quienes sufren problemas crónicos de columna (21 %), depresión (10,2 %), diabetes (7,7 %) y problemas cardiacos (5,3 %).

Las enfermedades crónicas se registran principalmente en los adultos mayores y actualmente son uno de los principales problemas de la salud pública en Brasil.

Las cifras reveladas prenden las alertas de las autoridades de salud en momentos en que la pandemia del coronavirus vuelve a alzar el vuelo con lo que parece ser una segunda ola, sin que el país haya superado la primera.

Esto, porque varias de ellas como la hipertensión, la diabetes y los problemas cardiacos pueden mejorar con hábitos saludables como la alimentación sana y la práctica de ejercicio físico, pero este último está prácticamente imposibilitado por la coyuntura actual de la pandemia en Brasil.

Con más de 165.000 muertos, Brasil es el segundo país con mayor número de fallecidos por la covid, detrás de Estados Unidos, y el tercero en número de contagios, con casi 6 millones de infectados, después de EE.UU. e India.

BAJA EL TABACO PERO AUMENTA EL ALCOHOL

El estudio también reveló que mientras el número de fumadores viene bajando entre los adultos, no ocurre lo mismo con los consumidores de bebidas alcohólicas, donde los índices están creciendo, especialmente entre las mujeres.

El año pasado, el 12,8 % de los mayores de 18 años en Brasil -unos 20,4 millones de personas- consumieron tabaco, de uso diario u ocasional, una cifra que en 2013 abarcaba el 14,9 % de la población adulta en el país.

Las cifras suben entre quienes consumen bebidas alcohólicas, donde un 26,4 % ingirió este tipo de bebidas una o más veces por semana, lo que supone un incremento de 2,5 puntos porcentuales con relación a 2013, cuando este porcentaje era del 23,9 %.

Entre los consumidores de bebidas alcohólicas, los hombres continúan a la cabeza con un 37,1 % de los adultos, frente al 17,0 % de las mujeres.

No obstante, la proporción de mujeres que consumía bebidas alcohólicas una o más a la semana aumentó 4,1 puntos porcentuales respecto a 2013 (12,9 %), mientras que el porcentaje de hombres se mantuvo prácticamente estable (36,3 %).

(c) Agencia EFE