Más de 50 entidades piden no instalar fronteras inteligentes Ceuta y Melilla

·2 min de lectura

Ceuta, 14 ene (EFE).- Más de 50 asociaciones y organizaciones han firmado un documento para reclamar que no se implanten las denominadas "fronteras inteligentes" en los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla al entender que los mismos vulneran los derechos humanos.

El documento cuenta con el respaldo y la adhesión de organizaciones como Asociación de Mujeres Migrantes y Diversas, Asociación Pro Derechos Humanos Andalucía (APDHA), Caminando Fronteras, Coordinadora de Barrios (Madrid), Fundació Autónoma Solidaria, Institut Drets Humans Catalunya, No Name Kitchen, Red Acoge y SOS Racismo, entre otros.

En un comunicado, las organizaciones han expresado su "preocupación" y han alertado de los "peligros" que supone la implantación de la inteligencia artificial con el fin de ejercer un mayor control de seguridad a través de la recogida de datos biométricos como reconocimiento facial o huellas dactilares.

Sostienen que los "duros" controles fronterizos son espacios de potencial vulneración de derechos fundamentales por "el impacto en los derechos básicos que puede tener en un futuro la recopilación de datos biométricos como ya ocurre en aplicación del Convenio de Dublín".

Además, supone una "violación de la privacidad ya que los datos biométricos son datos intrínsecos a las personas", además de una "discriminación y criminalización ya que la aplicación de la frontera inteligente como un elemento de lucha contra el terrorismo supone un peligro de discriminación y criminalización y la convierte en un nuevo dispositivo racista dentro del Estado español".

Las asociaciones también aluden a que el procedimiento "adolece de una falta de transparencia tanto en la forma como en el fondo, y tampoco se menciona la auditabilidad y publicidad de los algoritmos", además de indicar que "resulta imprescindible incorporar mecanismos de control y revisión de los procedimientos algorítmicos que permitan enmendar errores de manera ágil por grupos de personas independientes en los que han de poder participar entidades en defensa de los derechos humanos y antirracistas".

Por todo ello, la aplicación de mecanismos de inteligencia artificial en el control fronterizo de Ceuta y Melilla supone "un peligro de vulneración de derechos humanos, discriminación, criminalización y violación de la privacidad".

Las asociaciones exigen la aplicación de la regulación de la inteligencia artificial y protección de datos elaborada por la Comisión Europea también a contextos y situaciones que se consideran de tipo "securitario", no puede haber vacío legal en este ámbito.

Asimismo, reclaman la derogación del Reglamento UE 2017/2226 del Parlamento Europeo y del Consejo 30/11 /17 que permite el reconocimiento facial, la necesidad de información y consentimiento informado ante el uso de estos sistemas, la incorporación sistemática de observadores de derechos humanos en las actuaciones en frontera y la aplicación de tecnologías explicables y auditables, auditoría y control externo de las tecnologías aplicadas, los datos e imágenes almacenadas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente