5 promesas electorales de Rishi Sunak que ya se está llevando el viento

Rishi Sunak (Photo: VICTORIA JONES VIA PA WIRE/PA IMAGES)
Rishi Sunak (Photo: VICTORIA JONES VIA PA WIRE/PA IMAGES)

Rishi Sunak (Photo: VICTORIA JONES VIA PA WIRE/PA IMAGES)

Rishi Sunak hizo muchas promesas durante la campaña por el liderazgo Tory de este verano.

Desde la inmigración hasta los impuestos, el exministro de Economía británico lanzó una larga lista de promesas políticas para convencer a los afiliados del Partido Conservador de que le eligieran a él en lugar de a Liz Truss.

Su campaña no tuvo éxito, ya que Truss ganó con el 57% de los votos. Sin embargo, tras unos nefastos 45 días en el número 10 de Downing Street, Truss dimitió y Sunak recibió las llaves del Gobierno británico.

Poco más de una semana después, ya está quedando patente que muchas de las promesas que hizo durante la campaña por el liderazgo están siendo revisadas y puede que nunca se lleven a cabo.

“Son promesas que se hicieron hace unos meses y el contexto económico es diferente, obviamente”, ha justificado su portavoz.

Estas son algunas de las promesas más llamativas que probablemente nunca verán la luz.

Recortar impuestos

Al verse tan por debajo de su rival en las encuestas, Sunak se vio obligado a abandonar su anterior negativa a prometer recortes fiscales al anunciar que reduciría el tipo básico del impuesto sobre la renta al 16% en 2029.

“Lo que estoy presentando hoy a la gente es una visión para lograr la mayor reducción del impuesto sobre la renta desde el gobierno de Margaret Thatcher. Es una visión radical, pero también es realista”.

No tan realista, al parecer, dado que su portavoz se ha negado a decir si sigue en pie.

Controlar las fronteras

En julio, la campaña Ready For Rishi (Preparados para Rishi) presentó un plan de 10 puntos para “recuperar el control de nuestras fronteras” tomando medidas contra la inmigración ilegal.

Entre esas promesas figuraba la de reformar las leyes de asilo, “que no funcionan”, y la de otorgar al Parlamento el poder de establecer un límite anual al número de refugiados que pueden asentarse en Reino Unido.

También prometió “pedir responsabilidades a los franceses” por el número de pateras que transportan inmigrantes a través del Canal de la Mancha y acabar con la “farsa” de los solicitantes de asilo alojados en hoteles.

A pesar de seguir apoyando la “esencia” de sus promesas, el portavoz de Sunak confirmó que el plan de 10 puntos también está siendo reevaluado para comprobar si es factible.

Detener la ‘guerra contra los automovilistas’

Los usuarios de las carreteras que pensaban que un gobierno de Sunak marcaría el comienzo de una era dorada también se van a ver decepcionados.

En agosto, Sunak se comprometió a prohibir las nuevas autopistas inteligentes, a tomar medidas drásticas contra las multas de aparcamiento confiscatorias y a revisar los planes de barrios de tráfico reducido.

“Como ministro de Economía introduje el mayor recorte del impuesto sobre los carburantes en una generación, y como primer ministro iré más allá para poner fin a la guerra contra los automovilistas de una vez por todas”.

Ahora, menos de tres meses después, esas promesas ya no están tan garantizadas.

Reformar la educación

Sunak prometió “reformar radicalmente la educación” si se convertía en primer ministro.

Sus promesas incluyen la creación de un “grupo de colegios técnicos de clase mundial” para competir con los mejores del mundo y adoptar nuevas tecnologías en las escuelas “para proporcionar recursos de enseñanza, reducir la carga de trabajo e inspirar a los alumnos con nuevas formas de aprendizaje”.

“Todos los niños se merecen una educación de primera clase y, si me convierto en primer ministro, me propondré como misión desde el primer día garantizar que la reciban”, dijo Sunak.

Sin embargo, ahora que está en el número 10 de Downing Street, esa es otra promesa que ha quedado en segundo plano.

Rejuvenecer las calles principales

Sunak dijo que “rejuvenecería las calles principales de todo el país” si se convertía en primer ministro y anunció planes para reducir el número de tiendas vacías para 2025, apoyar los mercados de agricultores y endurecer los castigos por hacer grafitis y por tirar basura al suelo.

“He dejado claro que tengo un plan para reconstruir nuestra economía. Nuestras calles son una parte crucial”, dijo Sunak en un comunicado de prensa emitido a finales de julio.

Pero, como todas las demás promesas que hizo en verano, el plan de Sunak para salvar las calles principales ya se está evaporando.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: