5 goleadores del fútbol argentino a los que les pesó jugar en un equipo 'grande'

Daniel Szwarc
·2 min de lectura

Se cansaron de meter goles en otros equipos, pero cuando les tocó jugar en un grande no estuvieron a la altura.

1. José Sand

José Sand | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images
José Sand | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images

Formado en River, marcó goles en sus inicios con la Banda y hasta fue campeón. Luego transitó por varios equipos menores y en Lanús llegó a ser el máximo goleador histórico, pero en Racing no le fue nada bien: apenas dos goles (ambos a Independiente) en un ciclo fugaz.

2. Roberto Sosa

Roberto Sosa
Roberto Sosa

En Gimnasia se cansó de hacer goles, pero en Boca sigue siendo uno de los peores refuerzos que se recuerde de los últimos años. Llegó en la temporada 2002/2003 después de romperla en el Lobo y de su primera experiencia europea en Udinese para jugar 7 partidos y no marcar ni un solo gol.

3. Marco Pérez

Marco Pérez | DANIEL GARCIA/Getty Images
Marco Pérez | DANIEL GARCIA/Getty Images

El colombiano deslumbró en Gimnasia de La Plata, club al que había llegado desde Boyacá Chicó en 2009. Sus goles captaron la atención de Europa y así fue como partió hacia Zaragoza, tan solo para regresar a Argentina en 2011 con la camiseta de Independiente. Su ciclo en el Rojo fue una gran decepción, y en 12 partidos solo marcó dos tantos.

4. Denis Stracqualursi

Denis Stracqualursi | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images
Denis Stracqualursi | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images

Grandes actuaciones en Unión, Gimnasia y Tigre le valieron una chance nada más y nada menos que en la Premier League jugando para Everton. Regresó al país en 2012/2013 como un refuerzo de jerarquía en San Lorenzo, pero en el Ciclón la historia fue distinta. Lejos de aquel temible goleador, apenas marcó 8 goles en 33 partidos.

5. Rubén Ramírez

Ruben Ramirez | AFP/Getty Images
Ruben Ramirez | AFP/Getty Images

Sus números en Banfield, Godoy Cruz, Colón e incluso Quilmes nada tienen que ver con lo que hizo en Racing. Tito Ramírez no pudo ratificarse en la Academia, donde en 24 partidos tan solo anotó 2 goles.