5 consecuencias de la victoria de Erdogan en el referéndum que le va a dar un poder casi absoluto

Erdogan siempre sonríe. El actual presidente turco ha vuelto a demostrar que es imbatible en los procesos electorales y ha vencido en el referéndum en el que pedía a Turquía que ratificase una reforma constitucional que le otorgue plenos poderes. Pese a que la victoria ha sido muy justa -51,37% votaron por el sí y 48,63% optaron por el no-, supone un espaldarazo muy importante para un mandatario que hace menos de un año sufrió un fallido golpe de Estado y ahora va a acumular más poder que nadie desde la fundación del país en 1923. Estas son las consecuencias.

Erdogan (centro) saluda a sus simpatizantes (AP).

– Paso de un sistema parlamentario a un sistema presidencialista

La primera consecuencia evidente es que Erdogan va a concentrar más poder en sus manos. La reforma constitucional le permite abolir el cargo de primer ministro, cuyas competencias pasan también a manos del presidente. También podrá ejercer el poder ejecutivo al margen del Parlamento con decretos vinculantes, elegir rectores de las universidades y disolver el Parlamento cuando quiera.

Otra de las grandes polémicas tiene que ver con el sistema judicial. Hasta ahora, los jueces y fiscales elegían a 11 de los 22 miembros del Consejo Supremo de Jueces y Fiscales, mientras que el presidente tenía la potestad de elegir a cuatro. Con la reforma, el Consejo pasa a tener 13 miembros de los que el Parlamento escoge a 7 y el presidente a cuatro, reduciendo notablemente la autonomía judicial.

– Un país más polarizado

La aprobación de la reforma constitucional ha mostrado que Erdogan goza de un gran apoyo popular, pero que también tiene a la mitad del país en contra. La elevada participación –en torno al 86%- muestra que este referéndum ha sido un plebiscito sobre la figura del mandatario. Lo ha superado sí, pero ahora Turquía corre el riesgo de fragmentarse entre partidarios y detractores del presidente y esa amenaza cada vez es más grande.

– Erdogan se perpetúa en el poder

El líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) fue primer ministro entre 2003 y 2014 y desde ese año es el presidente de Turquía. Al unir ahora ambos cargos, Erdogan puede mantenerse en el poder al menos hasta 2029. La reforma constitucional, que entrará en vigor en 2019, permitirá que el Presidente de la República sea elegido cada cinco años con una limitación de dos mandatos. Sin embargo, si el Parlamento convoca elecciones anticipadas durante el segundo mandato, el jefe del Estado puede volver a presentarse y si gana da comienzo un nuevo cómputo de cinco años, es decir, que Erdogan podría alargar su presidencia incluso hasta 2034. Así el mandatario, que en la actualidad tiene 63 años, podría estar en el poder hasta los 78.

Los votantes del Sí celebran la victoria (AP).

– Más tensión con la Unión Europea

En los últimos meses Erdogan ha tenido varios enfrentamientos con la Unión Europea. Los gobiernos de algunos países de la UE prohibieron manifestaciones de los ministros turcos en sus ciudades durante la campaña del referéndum y esta medida no sentó nada bien al mandatario que amenazó hace unos días con un “Europa responderá por el trato injusto hacia Turquía”. Tras su victoria en el plebiscito, Erdogan ha vuelto a plantear la posibilidad de implantar la pena de muerte en el país, algo que le aleja completamente de la reivindicación de entrar en la Unión Europea. Lo cierto es que en el Viejo Continente se observa con inquietud el hecho de que el mandatario tenga tanto poder.

– Represión legitimada

Desde el fallido golpe de Estado que tuvo lugar en julio de 2016, Erdogan ha aplicado una dura represión contra funcionarios, jueces, profesores, Ejército y policía. Las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional han denunciado que más de 40.000 personas han sido detenidas en espera de juicio durante meses, ha habido indicios de tortura. 90.000 funcionarios han sido despedidos y se han cerrado numerosos medios de comunicación. Que los turcos hayan votado a favor de la reforma constitucional que le da más poder al presidente lo único que hace es legitimar la política represiva que ha tenido lugar en Turquía en los últimos meses.

Javier Taeño (@javiertaeno)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines