5 claves para entender por qué Etiopía está "al borde de una guerra civil" un año después del Nobel de la Paz de Abiy Ahmed Ali

José Carlos Cueto - BBC News Mundo
·6 min de lectura
Soldado de Amhara.
Fuerzas civiles de la región de Amhara se unieron a las del gobierno federal para pelear contra el FLTP en Tigray.

Un año después de recibir el Premio Nobel de la Paz, Abiy Ahmed Ali, primer ministro de Etiopía, ve ahora como su país se encamina hacia una guerra civil.

Es lo que temen analistas y observadores del conflicto armado iniciado hace más de una semana en ese país del África oriental y que de momento ha dejado cientos de muertos y miles de desplazados que buscan refugio en Sudán.

En Etiopía, el segundo país más poblado de África, se enfrenta el ejército federal contra tropas afines al Frente de Liberación Popular (FLPT), el partido nacionalista que gobierna la región norteña de Tigray.

Las tensiones entre el gobierno federal y Tigray se han intensificado en los últimos meses, pero las hostilidades recientes disparan los temores de que una guerra civil amenace la estabilidad del Cuerno de África, una de las regiones más turbulentas y estratégicas del planeta.

BBC Mundo explica la disputa en cinco claves.

1. Cómo se desató el conflicto armado

El pasado 4 de noviembre, Abiy Ahmed Ali anunció una ofensiva militar contra el Frente de Liberación Popular de Tigray.

El primer ministro justificó la avanzada acusando a las tropas de Tigray de atacar una base militar federal cerca de Mekele, la capital regional.

Desde entonces se han sucedido los enfrentamientos armados entre ambos bandos, con ataques aéreos ejecutados por el ejército federal.

Mapa conflicto en Etiopía
Mapa conflicto en Etiopía

La población civil sufre las consecuencias.

Este jueves, Amnistía Internacional (AI) informó sobre una masacre producida en la noche del 9 de noviembre, cuando "decenas o probablemente cientos de personas murieron acuchilladas y a machetazos" en Mai-Kadra, en el oeste de Tigray.

AI no ha podido corroborar la autoría de la masacre pero cuenta con testimonios que señalan a fuerzas leales al FLPT tras perder una batalla ante tropas federales.

El gobierno de Abiy también culpabilizó a Tigray de los crímenes, pero desde la región negaron las acusaciones.

Donación de sangre en Adís Abeba.
Varios etíopes han acudido a donar sangre para los heridos en Tigray.

Por otra parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que está colaborando con Sudán para ayudar a más de 7.000 refugiados etíopes que hasta el 11 de noviembre habían huido desde Tigray.

Obtener información es difícil. Las líneas telefónicas e internet están cortados y el acceso de periodistas está restringido.

2. Cuáles son los antecedentes del conflicto

Durante décadas, el FLPT había sido un partido dominante en Etiopía, pero las cosas cambiaron en 2018 con la llegada al gobierno de Abiy.

Elegido como "líder reformista", el nuevo primer ministro acusó a funcionarios de antiguos gobiernos de corrupción y abusar de derechos humanos, y expulsó a políticos clave del FLPT del gobierno central.

Primer ministro Abiy de Etiopía con el presidente Isaias de Eritrea.
Los acuerdos de paz entre Etiopía y Eritrea en 2018 no dejaron satisfechos al FLPT.

Abiy disolvió la coalición multiétnica que había gobernado el país hasta entonces y creó el Partido de la Prosperidad (PP), lo cual añadió más tensión política.

El FLPT se opuso argumentando que esta acción dividiría al país y se negó a formar parte de la nueva alianza.

Tampoco se mostraron satisfechos con el resultado de las negociaciones de paz entre Etiopía y Eritrea tras 20 años de guerra, considerando que habían pasado por alto sus intereses.

Las diferencias se agudizaron el pasado septiembre, cuando Tigray celebró elecciones regionales a pesar de que habían sido pospuestas por el gobierno federal a causa de la pandemia.

"El gobierno de Abiy no reconoció la legitimidad de las elecciones de Tigray, cortó relaciones y congeló los presupuestos federales", explica a BBC Mundo Ahmed Soliman, experto en Cuerno de África para Chatham House, un think tank con sede en Londres.

Personas haciendo cola para votar en Tigray.
Tigray celebró elecciones regionales desafiando al gobierno federal, lo cual se considera detonante de las hostilidades armadas.

"También les acusó de incitar a la violencia en el país", agrega el académico.

El FLPT ha llegado incluso a amenazar con independizarse citando un artículo de la Constitución federal que permite "el derecho incondicional a la autodeterminación, incluyendo la secesión".

3. Qué tan probable es la guerra civil

La retórica federal y regional distan de un posible alto al fuego.

"Hemos preparado nuestro ejército, milicias y fuerzas especiales. Si tenemos que luchar, estamos listos para vencer", declaró Debretsion Gebremichael, presidente del FLPT, al iniciarse la contienda.

Manifestación a favor de la paz en Alemania.
El mundo observa con preocupación la posibilidad de una guerra civil en Etiopía.

"Han cruzado la última línea roja", dijo Abiy antes de anunciar la ofensiva.

"Puede que el gobierno calcule que una intensa ofensiva militar presionará a los líderes de Tigray, evitará a la larga un conflicto a gran escala y daría a la capital una ventaja en las negociaciones", explica Soliman.

Sin embargo, el experto alerta sobre la "perspectiva aterradora" de que las intenciones del gobierno sea eliminar a los líderes del FLPT, ya que dada "la gran historia militar, sofisticada y potente de este partido podríamos encaminarnos hacia un conflicto prolongado mucho mayor", dice Soliman a BBC Mundo.

4. Qué tanta responsabilidad tiene Abiy Ahmed Ali en el conflicto

Abiy Ahmed Ali fue galardonado con el Nobel de la Paz en 2019 por sus esfuerzos para poner fin a 20 años de guerra entre Etiopía y Eritrea.

Llegó al poder con ánimos de reformar, unificar y modernizar al país. Ahora está inmerso en un conflicto armado de difícil salida.

Abiy Ahmed Ali recibiendo el Nobel de la Paz.
Abiy Ahmed Ali fue galardonado con el Nobel de la Paz en 2019 por sus esfuerzos para poner fin a 20 años de guerra entre Etiopía y Eritrea.

"Creo que ambos bandos han podido hacer más para evitar esta escalada, sobre todo en el último año. Se puede criticar que ninguno ha tomado un postura realmente dialogante", opina Soliman.

"Que el gobierno federal no reconociera las elecciones de Tigray y cortara su presupuesto no ha contribuido en las negociaciones", añade el académico.

Sin embargo, Soliman advierte que los problemas estructurales y divisiones políticas y étnicas que ahora afloran con el conflicto son producto de "situaciones históricas sin resolver durante años antes de la llegada de Abiy".

5. Qué repercusiones tiene este conflicto en su región

Varias potencias mundiales como Estados Unidos y China mantienen bases militares en el Cuerno de África por su historial volátil y su emplazamiento estratégico como ruta comercial.

Y la paz en Etiopía es considerada por expertos como fundamental para la estabilidad de esta región.

"Eritrea, que comparte frontera con Tigray y cuyo presidente de facto, Isaias Afwerki es cercano a Abiy, puede arrastrarles también a una confrontación contra el FLPT", analiza el think tank International Crisis Group.

Refugiados etíopes en Sudán el 12 de noviembre.
Miles de civiles han buscado refugio en Sudán tras desatarse el conflicto en Tigray.

"La contienda podría afectar a Sudán, un país que también está llevando a cabo otra transición política", agrega Soliman.

Los expertos temen que una crisis humanitaria de mayores consecuencias pueda estar emergiendo, forzando migrantes hacia otros lugares del mundo, como Europa.

"Aún es posible evitar este escenario si se presiona para que las partes cesen urgentemente el fuego. Deben darse cuenta de que no existe camino para una victoria rápida y deben sentarse en la mesa aunque ambos se consideren ilegítimos", apunta.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.