4M y desinformación, trumpismo a la madrileña

Agencia EFE
·6 min de lectura

Madrid, 1 may (EFE).- Bulos que convierten a los migrantes en una amenaza, atribuyen actos violentos al adversario político o crean alarmas infundadas sobre un falso fraude electoral. En la carrera hacia las elecciones del 4 de mayo en Madrid se han utilizado tácticas de desinformación electoral ya empleadas en países como Estados Unidos.

¿Hay una estrategia global de desinformación o el éxito de los bulos lleva a su imitación? ¿Por qué hay tantas coincidencias en las falsedades difundidas en las campañas electorales madrileña y estadounidense?

Expertos en comunicación consultados por EFE constatan estrategias comunes de desinformación en contextos tan polarizados como Madrid o los EEUU bajo el mandato del republicano Donald Trump.

LAS CARAVANAS DE INMIGRANTES Y EL CARTEL DE LOS MENAS

En su campaña para conseguir la Presidencia de los EEUU en 2016, Trump hizo la célebre promesa de construir un muro en la frontera con México para frenar la inmigración, un muro que, según advirtió, pagaría el país vecino.

En esa precampaña, Trump llegó a decir que México enviaba "violadores" y "criminales" a Estados Unidos.

Dos años después, Trump difundía falsedades sobre las caravanas de migrantes, como la que le llevó a afirmar en Twitter sin ninguna evidencia que "desconocidos de Oriente Medio" se habían infiltrado entre quienes intentaban llegar a Estados Unidos.

Estas afirmaciones falsas, desmentidas por numerosos y prestigiosos medios estadounidenses, fueron utilizadas por el presidente republicano para prometer medidas más duras contra la inmigración.

Ese discurso tenía su origen y su eco en medios de extrema derecha como Breitbart, cuyo expresidente ejecutivo es Steve Bannon, antiguo consejero político de Trump y que también ha asesorado a Vox, entre otros partidos europeos.

Las falsedades relacionadas con la migración también han estado presentes en la campaña madrileña, y ha tenido especial relevancia un cartel electoral de Vox con un mensaje engañoso sobre los menores extranjeros que migran solos, los mal llamados "menas".

En el anuncio se lee: "Un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes", junto a las imágenes enfrentadas de una anciana y un hombre joven de piel oscura, con capucha, la cara cubierta por un pañuelo y los ojos pixelados.

En realidad, como ha podido comprobar EFE Verifica, el Gobierno autonómico destina una media de 4.200 euros al mes por cada plaza de tutela de menores en sus centros, con independencia de que sean o no españoles; esa cantidad financia la actividad del centro y de sus profesionales, pero no se utiliza para retribuir a estos niños, que no reciben más que 10 ó 15 euros semanales para gastos personales.

LAS ACUSACIONES A ANTIFA Y LAS PROTESTAS DE VALLECAS

En mayo del año pasado, Trump acusó al movimiento antifascista estadounidense, Antifa, de actos violentos cuatro días después de que comenzaran en Minneapolis las protestas por la muerte del ciudadano negro George Floyd, por el que acaba de ser declarado culpable el expolicía Derek Chauvin.

Según el servicio de verificación de The Washington Post, Trump repitió una treintena de veces esa teoría sin fundamento, y esta fue promovida por internautas, tuiteros y autoridades como el director del FBI, Christopher A. Wray, y el entonces fiscal general William P. Barr.

Meses después, portales de internet volvieron a acusar sin pruebas a Antifa de estar detrás del asalto al Capitolio el 6 de enero, por medio de la supuesta acción de ultraizquierdistas infiltrados entre los seguidores de Trump.

En Madrid, tras los disturbios que causaron 35 heridos en un mitin de precampaña de Vox en Vallecas, este partido acusó a Podemos de promover los actos violentos, mientras que la formación morada atribuyó la responsabilidad de los altercados a la actuación de los organizadores del acto.

Desde ese momento, se multiplicaron los mensajes en las redes que contenían fotos descontextualizadas y con mensajes engañosos sobre la responsabilidad de los actos violentos.

DENUNCIAS SIN PRUEBAS DE FRAUDE EN EL VOTO POR CORREO

Los ataques de Trump al voto por correo ya habían empezado en las elecciones de medio mandato en 2018, pero se intensificaron conforme se acercaban las presidenciales de 2020, hasta derivar en acusaciones sin pruebas de trampas en el recuento de votos a favor del candidato demócrata y actual presidente, Joe Biden.

Esas acusaciones llegaron a afectar a la empresa española Indra cuando el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani, la vinculó a la manipulación de votos.

Sin embargo, fueron refutadas por las verificaciones de numerosos medios de comunicación y por la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, que declaró que esas elecciones "fueron las más seguras en la historia" del país.

Además, las empresas Smartmatic y Dominion, directamente señaladas por estas imputaciones, han presentado demandas millonarias contra el canal de televisión Fox News y a los abogados de Trump, incluido Giuliani, por difamación.

En la campaña madrileña, también han surgido con fuerza teorías conspirativas sobre un supuesto fraude electoral.

Una de las conjeturas con más repercusión en las redes sociales sostiene -sin ninguna prueba- que Correos manipula los votos de los electores que utilizan sus servicios para depositar el sufragio por adelantado.

Algunas de estas falsedades ya habían circulado anteriormente por internet, como la que implica a Indra, esta vez en Madrid, en esas supuestas maniobras fraudulentas, pese a que esta empresa intervenga en el recuento.

EXPERTOS EN DESINFORMACIÓN CONSTATAN ESTRATEGIAS COMUNES

El profesor de Información y Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Alexandre López-Borrull, subraya que tanto en Madrid como en la campaña estadounidense se ha fomentado una "gran polarización", donde también se ha recurrido a "atizar el miedo al inmigrante y el odio al contrario".

Este experto en desinformación menciona a Vox como la fuerza que más ha usado en Madrid esta estrategia, con mensajes que cuestionan la seguridad y validez del voto por correo o que tergiversan datos sobre migrantes para "cohesionar" frente al "enemigo externo".

En estos casos, López-Borrull ve paralelismos con la campaña que llevó a Trump a la Casa Blanca, una etapa en la que empleó unas pautas diseñadas por Bannon y que pasan por usar "datos gruesos, muchos de ellos falsos", para "amplificar el miedo y las emociones".

Ese "discurso primario", basado en emociones más que en argumentos, está presente tanto en las campañas madrileñas y la "trumpista" como en "prácticamente todos los procesos electorales de los últimos años", menciona igualmente David Varona, profesor de Comunicación de la Universidad Loyola.

Italia, a Grecia, el Reino Unido del bréxit... Es el "modus operandi" de la política actual en general, añade.

Varona no ve pruebas de que en la campaña de Madrid se apliquen "estrategias de desestabilización" como las del bréxit o Trump, pero sí observa "estrategias de desinformación" con anuncios en Facebook que mueven contenidos falsos, así como una alianza de medios "con pocos escrúpulos para manipular".

Sobre este punto, el doctor en Ciencias de la Información Raúl Magallón, profesor en la Universidad Carlos III, precisa que no es una "estrategia global", sino "narrativas -muchas de ellas universales- que se adaptan de forma rápida a entornos locales", con la particularidad de que España es "un país muy polarizado" y puede recibir más desinformación por ser puente entre Europa y América Latina.

La narrativa del fraude en el voto por correo se ha replicado por todo el mundo y el cartel de Vox sobre menores inmigrantes se inscribe en el discurso "muy identitario" propio de los populismos, subraya Magallón, quien asegura que en Madrid no va a haber jornada de reflexión porque seguirán circulando contenidos falsos "para movilizar posibles indecisos".

Sergio Hernández y Ramiro Fuente

(c) Agencia EFE