45 muertos y miles de evacuados en Filipinas bajo el azote de Nalgae

45 muertos y miles de evacuados en Filipinas bajo el azote de Nalgae

El caos es absoluto en varias regiones de Filipinas, donde la tormenta tropical Nalgae, que tocaba tierra en la madrugada del sábado, ha provocado severas inundaciones y deslizamientos de tierra fatales.

Hasta el punto que a las autoridades les supone un gran problema certificar el número de víctimas mortales. En las últimas horas tenía lugar una rectificación, pasando de 72 fallecidos a 45, 40 de ellos en la localidad de Maguindanao, al sur. Hay además más de una treintena de heridos y 18 desaparecidos, según los últimos datos.

"Nuestra casa ya fue dañada por un tifón anterior", explica Ligaya en Gubat, más al norte, "así que me preocupa que la tormenta se intensifique porque podría destruir nuestro hogar. Todavía no lo hemos arreglado".

"Tengo miedo de la tormenta, pero tengo que salir a trabajar" confiesa por su parte Enar. "Si no, nuestros cerdos pasarán hambre, debo alimentarlos".

Dos en un mes

Más de 40.000 personas han sido evacuadas a causa de un tormenta, de categoría 3, que ha afectado de una u otra manera a más de 270.000 residentes. Cientos de vuelos han sido cancelados, miles de puertos cerrados y un sinfín de localidades han paralizado sus actividades laborales y han suspendido las clases escolares.

Se espera que la tormenta golpee este fin de semana la capital del archipiélago, Manila, con fuertes lluvias que avanzan hacia la isla principal de Luzón.

Nalgae es el segundo sistema tormentoso que toca Filipinas en apenas un mes, después de que el tifón Noru dejara en septiembre 12 fallecidos y más de 14.000 evacuados.