45 grados bajo palio

Unas faldas suelen tapar las procesiones. De los costaleros habitualmente sólo vemos los pies. Pero su labor es la más dura de la Semana Santa y eso se nota con sólo grabar con una cámara de infrarrojos el interior del paso. Levantar 1.200 kilos entre 35 hombres durante seis horas es una labor complicada. Ahí debajo la temperatura sube 15 grados más que en el exterior. Ver sus gestos de sufrimiento, cómo les tiemblan las piernas y cómo el sudor cae de sus brazos demuestra el gran esfuerzo que realizan.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines