4 remedios caseros para luchar contra la piel de naranja

La celulitis o piel de naranja es uno de los grandes problemas de la piel que preocupan a la mayoría de las mujeres. Se trata de una acumulación de nódulos adiposos de grasa en diferentes partes del cuerpo y que afecta tanto a mujeres delgadas como con sobrepeso. Localizada generalmente en caderas, piernas y cintura, suele producirse por una mala alimentación, por falta de hidratación, genética, por tener retención de líquidos o por llevar una vida sedentaria.

Así que para eliminarla basta con que hagas unos cambios en tu vida y apuestes por llevar unos hábitos saludables que incluyan ejercicio físico, dieta y beber mucha agua. A pesar de la infinidad de productos anticelulíticos y tratamientos en cabina que existen en el mercado, nada mejor como los remedios caseros para acabar con la celulitis, aprovechando además estos cuidados para incluirlos en el momento que hayas elegido para mimarte.  Y aunque es ahora con la llegada de las altas temperaturas cuando más lucimos piernas y figura, el secreto está en la constancia y en no dejar de cuidarse en ninguna época del año, tu cuerpo te lo agradecerá.

Relacionado: Si haces estos ejercicios con regularidad acabarás con la celulitis

VER GALERÍA

Aguacates para acabar con la celulitis

Leer: 6 bebidas sanas contra la retención de líquidos que además previenen la celulitis

Es importante que sepas que además de la alimentación, la hidratación y el ejercicio, un buen masaje que mueva y reduzca el tamaño de los nódulos será un complemento perfecto para conseguir la piel lisa y sedosa que todas queremos tener. La mejor manera de llevar a cabo este masaje es con movimientos circulares alternando los movimientos de las manos usando también los nudillos, terminando con pequeños pellizcos.

Relacionado: Las posturas de yoga que te ayudan a presumir de piernas (y a combatir la celulitis)

Exfoliante de café

La cafeína es un ingrediente natural perfecto para combatir la celulitis, pero no ingerida. La cafeína está totalmente contraindicada si lo que quieres es deshacerte de la piel de la naranja. Pero sí es un elemento óptimo para su uso atópico ya que reactiva la circulación sanguínea, reduce los depósitos de grasa y además ataca la celulitis ya existente. Así que para hacer un exfoliante solo tendrás que mezclar media taza de granos de café triturados con una cucharada de azúcar moreno y dos de aceite de almendras. Remueve bien hasta tener la textura deseada y aplícalo preferiblemente en la ducha masajeando la zona. Deja actuar unos 10 minutos y retira con agua bien fría. Realiza esta exfoliación entre una y dos veces por semanas y no te olvides de hidratar bien tu piel.

Loción con zumo de pomelo

La vitamina C siempre es un buen aliado para el cuidado de la piel, tanto ingerida como aplicándola directamente sobre el cutis. Por eso un buen remedio contra la celulitis en tu día a día y también después del exfoliante de café es una loción hecha a base de pomelo, limón y aceite de coco. Un tratamiento casero con el que además de terminar con la celulitis, conseguirás estimular la producción de colágeno y aportar luminosidad. Necesitarás un pomelo, unas gotas de zumo de limón y 7 cucharas de aceite de coco. Exprime el pomelo y agrega el resto de los ingredientes hasta que estén bien emulsionados. Guárdalo en la nevera y aplícalo cuatro veces por semanas por la noche.

Leer: Los mejores remedios caseros para acabar con la retención de líquidos

Mascarilla a base de hueso de aguacate

El aguacate es también un buen aliado para combatir la celulitis gracias a que es rico en vitamina E y en aceites. Ahora que es considerado un 'superalimento' con esta mascarilla lo aprovecharás en su totalidad, y así evitarás tirar el hueso. Es precisamente su semilla el elemento principal de esta mascarilla que prepararemos rallando 4 huesos de aguacate con la parte gruesa de un rallador, a los que añadiremos 2 cucharadas de aceite de almendras. Dejamos reposar la mezcla durante tres días en un lugar fresco y oscuro. Pasado este tiempo mézclalo bien hasta formar una pasta que podrás guardar en la nevera.  Esta mascarilla debes aplicarla después de ducharte con agua caliente, ya que al tener los poros abiertos se facilitará la absorción de los nutrientes del aguacate. Haz un masaje suave durante 10 minutos en dirección a las agujas del reloj y aclara con agua fría, que ayudará a cerrar los poros y a reafirmar la piel.

Envoltura de arcilla verde

La arcilla verde es el mejor aliado para los problemas de la piel del rostro y también para la celulitis. Prueba a hacer una envoltura parcial con arcilla verde que puedes comprar en un herbolario. Mezcla una pequeña cantidad con agua templada hasta formar una masa que te permita hacer un emplaste y extiende sobre la zona. Deja actuar 20 minutos y aclara con agua fría. Este tratamiento, podrás aplicarlo al menos una vez por semana.

Leer: Cosmética natural para disfrutar de una sesión de belleza completa en casa