El 4,2 % de las muertes en Cataluña son atribuibles al consumo de alcohol

Barcelona, 15 nov (EFE).- El alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida en Cataluña, con 11 litros de alcohol puro ingerido por habitante mayor de 15 años, y está detrás del 4 % del total de las muertes en esta comunidad.

Estas son las estimaciones que ha ofrecido este martes el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, con motivo del Día Mundial Sin Alcohol.

La Generalitat ha iniciado la campaña "Para una buena salud emocional, menos alcohol es mejor"; con el fin de concienciar de los problemas psicosociales y de salud asociados a la adicción al alcohol.

De las 63.918 muertes ocurridas en Cataluña en 2019 (año sin afectación aún de la pandemia de la covid), 2.706 fueron atribuibles al alcohol, lo que significa el 4,23 % del total de fallecimientos.

Si se discriminan los resultados por sexo, se observan grandes diferencias entre hombres y mujeres: entre ellos, un total de 1.905 muertes se debieron al consumo de esta sustancia, es decir, un 5,92 % del total, mientras que en las mujeres los valores son considerablemente más bajos (801 fallecimientos, un 2,52 % del total).

En cuanto a urgencias hospitalarias, en 2021 hubo 18.338 relacionadas con el consumo de diversas sustancias psicoactivas y, la mitad de ellas, por alcohol.

También cerca de la mitad (43,8 %) de las solicitudes de tratamiento en la Red de Atención a las Drogodependencias (XAD, en catalán) es por alcohol.

Y ese que se trata de la sustancia psicoactiva más consumida en Cataluña, con un consumo en 2019 de casi 11 litros de alcohol puro por habitante mayor de quince años (consumo per cápita).

Además, se observan grandes diferencias en función del sexo: los hombres ingieren 16 litros en comparación con los 6 de las mujeres.

Estos valores son superiores a los de la media de la región europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se calculan consumos de 9,5 litros por habitante mayor de 15 años (15 los varones y 4 las mujeres).

Según datos de 2019 y 2020 de la encuesta domiciliaria sobre alcohol y drogas, en Cataluña el 8,9 % de las personas entre 15 y 64 años (14,6 % en hombres y 3,0 % en mujeres) beben alcohol cada día y sólo un 7,5 % nunca lo ha consumido (5 % en hombres y 10 % en mujeres).

Casi una de cada diez personas (11,8 % de hombres y 5,5 % de mujeres) afirma haberse emborrachado alguna vez en los últimos 30 días y el 13,2 % de las personas encuestadas (18,0 % en hombres y 8,3 % en mujeres) declara haber realizado una ingesta elevada de bebidas alcohólicas (5 o más en hombres y 4 o más en mujeres) en un intervalo de unas dos horas (fenómeno conocido como "bringe drinking").

En cuanto a los jóvenes, el consumo de alcohol está ampliamente extendido, pues el 21,5 % de los estudiantes de secundaria de entre 14 y 18 años (20,0 % de hombres y 23,0 % de mujeres) se ha emborrachado en el último mes, especialmente durante el fin de semana, y el 25,2 % (24,7 % de varones y 25,7 % de mujeres) ha hecho al menos un episodio de "bringe drinking" durante el último mes.

(c) Agencia EFE