Al menos 30 heridos tras un choque entre un tren de pasajeros y una locomotora en Vila-seca

·3 min de lectura
Un tren en una imagen de archivo. (Photo: EUROPA PRESS)
Un tren en una imagen de archivo. (Photo: EUROPA PRESS)

Un tren en una imagen de archivo. (Photo: EUROPA PRESS)

El choque entre un tren y una locomotora de mercancías este domingo en un apeadero de la provincia de Tarragona ha causado al menos 30 heridos, de los que cinco se encuentran graves, según el último balance del accidente realizado por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

El accidente, según el gestor ferroviario Adif, ocurrió en la estación de Vila-seca cuando una locomotora aislada, que no arrastraba vagones, de la compañía Captrain, “se ha saltado la señal” que estaba “en indicación de parada” por causas que ahora se investigan.

Aunque inicialmente Adif había atribuido el choque frontal entre el tren de pasajeros y la locomotora a un fallo en los frenos de esta, las citadas fuentes han precisado posteriormente que esa posibilidad “es una hipótesis más” de las causas del accidente.

“No se sabe por qué la locomotora se ha saltado el semáforo, y eso es lo que ahora hay que investigar”, han dicho estas fuentes a EFE, que han precisado que, además de la investigación que de oficio abrirán Adif y la compañía Captrain, se abrirá otra por parte de la llamada Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios, un órgano colegiado dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El accidente ha provocado que el tráfico ferroviario por ancho convencional esté suspendido desde Reus hacia el sur de Cataluña y el Levante, lo que afecta sobre todo, según estas fuentes, a los trenes de media distancia.

Renfe, por su parte, ha precisado que en el tren regional viajaba una cincuenta de pasajeros y que, dado que el tráfico ferroviario está interrumpido en varios tramos, la compañía está gestionando un servicio alternativo de autocares para garantizar la movilidad de las líneas afectadas.

Tras la colisión, Protección Civil ha activado el plan de emergencias en transporte de viajeros por ferrocarril, y diversos organismos de socorro han desplazado doce dotaciones, entre ellas una unidad del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE), que han evacuado a los pasajeros y han revisado todos los vagones.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha desplazado asimismo al lugar del accidente a cinco unidades, que han atendido a una treintena de pasajeros, la mayoría leves, así como a dos graves y a 8 menos graves.

Este es el segundo accidente ferroviario que se produce en Cataluña en menos de un mes, tras el ocurrido el pasado 16 de mayo cuando un convoy con mercancías y un tren de pasajeros chocaron en Sant Boi (Barcelona), lo que causó la muerte de uno de los maquinistas y heridas de diversa consideración a 86 pasajeros.

Una locomotora recién revisada

La locomotora de mercancías accidentada venía de someterse a tareas de mantenimiento planificado para el perfilado de las ruedas, según informa Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), propietaria de la máquina.

FGC es la empresa propietaria de la locomotora de mercancías, aunque circulaba por una línea propiedad de Adif y no por la propia de FGC, que estaba alquilada a la operadora Cargometro.

Cargometro, a su vez, está participada al 51% por FGC y el 49%, por la operadora Captrain.

Captrain, según informa en su página web, es la antigua COMSA Rail Transport y, actualmente, pertenece al 100 % a la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (Grupo SNCF).

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente