25 años después del asesinato de Rabin, la paz con los palestinos moviliza poco en Israel

Alexandra VARDI
·3 min de lectura
Conmemoraciones del 25 aniversario del asesinato del exprimer ministro israelí Yitzhak Rabin, el 29 de octubre de 2020 en la Plaza Rabin en Tel-Aviv
Conmemoraciones del 25 aniversario del asesinato del exprimer ministro israelí Yitzhak Rabin, el 29 de octubre de 2020 en la Plaza Rabin en Tel-Aviv

Tras el asesinato de Yitzhak Rabin, una parte de la juventud israelí se comprometió a seguir la vía trazada por el firmante de los acuerdos de Oslo. Pero 25 años más tarde, esos jóvenes dejaron de lado ese combate para librar otras luchas.

El 4 de noviembre de 1995, en pleno corazón de Tel-Aviv, hacia el final de una manifestación en favor de la paz, tras los acuerdos que supuestamente debían conducir a una solución pacífica en el conflicto entre israelíes y palestinos, un hombre dispara contra Yitzhak Rabin. 

De inmediato, miles de jóvenes israelíes, conmocionados, se congregan en la Plaza de los reyes de Israel donde el primer ministro laborista acaba de ser asesinado por Yigal Amir, un judío extremista opuesto al proceso de paz.

Durante semanas, lloran y encienden velas en memoria del difunto en la explanada de la municipalidad de Tel Aviv, que será luego rebautizada "plaza Rabin".

"Una generación entera exige la paz" clama la "Generación Rabin".

Una de las figuras de esta generación era Noa Rothman, nieta de Rabin, y hoy de 43 años. ¿Qué ha ocurrido desde entonces?

En Israel, "se ha repetido que no hay socio para hacer la paz, y se han puesto de lado las bases para construir un acercamiento" con los palestinos, se lamenta la mujer a la AFP

- Cansados -

Los ideales que encarnaba Rabin, que compartió el Nóbel de la paz un año antes de su muerte, están mucho menos presentes entre la juventud, afirma Ilan Greilsammer, profesor de Ciencias políticas de la Universidad de Bar-Ilan.

Los jóvenes se "manifiestan contra la corrupción y los ataques a la democracia" pero no por la paz con los palestinos destaca a la AFP este politólogo, citando como ejemplo las manifestaciones antigubernamentales que recorren Israel desde algunos meses.

"La paz con los palestinos, central en la época de Rabin, ya no lo es más" en una sociedad israelí "derechizada" subraya  Greilsammer.  

Con tres escaños sobre un total de 120 en el Parlamento, contra unos 40 en 1992, el partido laborista, que apoyaba los acuerdos de Oslo, es apenas la sombra de sí mismo.

Una segunda revuelta palestina (Intifada, 2000-2005) contra la ocupación israelí, tres guerras contra el movimiento islamista  Hamas que controla la franja de Gaza, y también la aceleración de la colonización por Israel en Cisjordania ocupada, han acabado con los más entusiastas valedores de la paz, asegura.

- Dos manifestaciones -

El sábado por la noche en Jerusalén, las manifestaciones antigubernamentales coincidieron con una movilización en memoria de Yitzhak Rabin.

Itamar Banit, que estaba en esta última, era un adolescente cuando Rabin fue asesinado. Hoy quiere que se "vuelva a poner en el orden del día" el asunto de la paz con los palestinos.

"Es verdad que se habla menos de ello, pero la mayoría de los israelíes sigue siendo favorable a la solución de los dos Estados", un Estado palestino viable junto a Israel, dice.

Para Yotam Yakuba, de 31 años y miembro del foro  "Hozrim la Kikar" (Volvemos a la plaza), que organiza el 4 de noviembre una ceremonia en honor de Yitzhak Rabin, no es sorprendente que la juventud israelí se desinterese del asunto palestino.

"El actual poder ha conseguido hacer creer a los israelíes que no es necesario hacer la paz con los palestinos", y que se puede "vivir con el conflicto" afirma.

alv/gl/mib/feb/me/zm