Los expertos aseguran que lo peor está por venir para las bolsas

J. Chamizo – ¿Pequeña corrección o punto de inflexión y entrada en ciclo bajista? Es lo que se pregunta los inversores cuando ven cómo ha evolucionado la bolsa de Nueva York desde el inicio del año, y sobre todo en febrero.

El efecto Trump parece agotado y surge la duda de si entramos en una corrección severa de los excesos de los últimos meses, en los que el Dow Jones (^DJI) ha saltado desde los 20.000 puntos a los 26.000 para luego, en estas últimas semanas frenéticas, caer un 10% y luego volver a los 25.000.

Los primeros agoreros o quizá visionarios ya dan la voz de alarma. Cerca del 57 por ciento de los gestores encuestados por Strategas Research Partners espera que et S&P 500 perfore el mínimo intradía de 2.533 puntos que registró el pasado 9 de febrero, según explica Bloomberg.

Es también el caso de Andrew Sheet, experto de Morgan Stanley, quien advierte en un informe recogido por CNBC de que estos recortes han sido sólo un “aperitivo, no el plato principal”.

“Nuestros modelos de valoración sugieren que (los mercados desarrollados) están en las últimas etapas de un entorno de ciclo tardío”, explica Sheets. En este sentido, “las subidas en la renta variable, el aumento de la inflación, las políticas de ajuste, el aumento de los precios de los productos básicos y una mayor volatilidad constituyen un patrón bastante normal si esa visión es correcta”, añade este experto.

Las últimas semanas la volatilidad en Wall Street se ha disparado y las fuertes caídas aparecieron, sembrando las dudas. Todos los expertos se hacen la misma pregunta: ¿qué pasará ahora? Fachada de la bolsa de Nueva York. Foto de AP.

Las rentabilidades reales relativamente bajas de los bonos fueron un gran apoyo para las valoraciones de las acciones, por lo que las subidas adicionales dependerán de las ganancias que reporten, afirma Sheets y sus colegas. Y el desafío es que puede comenzar una desaceleración a partir del segundo trimestre de este año, añaden.

“Cuando el crecimiento se suaviza a la vez que la inflación sigue subiendo los retornos en renta variable sufren más.  Un fuerte crecimiento global y una buena temporada de resultados en el primer trimestre fueron un contrapeso importante. Nos mantenemos atentos a una evolución compleja de los mercados en el segundo trimestre condicionada por una inflación subyacente creciente con unos indicadores de actividad más moderados “.

En concreto, pasado marzo, los mercados necesitarán digerir el aumento de la inflación subyacente y la disminución de los índices de gestión de compras, sorpresas económicas y muy posiblemente revisiones en las ganancias empresariales, añaden desde Morgan Stanley.

De momento, la Fed estima que subirá tipos cinco veces entre este año y el siguiente. Algunos analistas creen que esas subidas de tipos podrían extenderse hasta siete si las presiones inflacionistas se incrementan notablemente.

Habrá que ser muy hábil para invertir y estar muy atento. Porque quizá el recorrido alcista no se ha agotado. De momento, el Dow ha subido desde los mínimos del último susto más de 1.000 puntos. Y muchos se habrán perdido esta fiesta.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Munger: No alcanzarás la rentabilidad que Buffett y yo obtuvimos siguiendo nuestros pasos

Esto es lo que sucede habitualmente después de una corrección en el mercado

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias