22N, el insólito 45 aniversario de la proclamación del rey Juan Carlos

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 21 nov (EFE).- El 45 aniversario de la proclamación de don Juan Carlos como rey se conmemora este domingo, 22 de noviembre, en una situación insólita, con el protagonista fuera de España y con un goteo de investigaciones y noticias en torno a sus presuntos negocios y cuentas opacos que empañan su legado.

Las Cortes franquistas fueron testigo, dos días después de la muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975, de la ceremonia de juramento del nuevo jefe del Estado con la que se abrió la puerta a la Transición.

Fue una jornada histórica para España. El grito de ¡viva el rey! volvió a resonar en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo 44 años después de que la proclamación de la II República y la salida del país de Alfonso XIII iniciaran ese largo paréntesis para la institución monárquica.

"Mi gran preocupación era: muerto Franco, ¿cómo lo voy a hacer para instaurar la democracia?(...) Necesitaré un mínimo de tiempo para que entiendan bien lo que tengo intención de hacer", confesó don Juan Carlos al escritor José Luis de Vilallonga en las conversaciones que éste recoge en su libro "El rey".

Y él mismo revela lo que Torcuato Fernández Miranda, su profesor, consejero y uno de los principales muñidores de la Transición, le comentó ante sus preocupaciones.

"Vuestro primer discurso -le dijo- será la clave de todo el cambio, y en él habréis de decir a los españoles: esto es lo que tengo la intención de hacer y así es como voy hacerlo".

De la mano de ese consejo, don Juan Carlos preparó sus primeras palabras como monarca queriendo dejar claro, según ha repetido en numerosas ocasiones, que quería ser el rey de todos los españoles.

Por ello, tras la inevitable jura de las Leyes Fundamentales del Reino y los principios del Movimiento Nacional, trufó su primera intervención como rey de algunas frases que incomodaron a los entonces procuradores.

Sus referencias a que el futuro "se basará en un efectivo consenso de concordia nacional", a la necesidad de "integrar en objetivos comunes las distintas y deseables opiniones que dan riqueza y variedad a este pueblo español" o su apuesta por "el ejercicio efectivo de todas sus libertades" por parte de los españoles hicieron removerse en sus asientos a algunos de ellos.

Se iniciaba así hace ahora 45 años un largo y difícil camino en el que de forma casi unánime hubo un reconocimiento a la labor que fue desempeñando el rey, especialmente tras aquel 23F que mantuvo a la democracia en vilo.

Los elogios y el agradecimiento a su labor quedaron patentes en las conmemoraciones a lo largo de los años de aquella fecha de la proclamación de don Juan Carlos.

En la de 2015, al cumplirse el 40 aniversario de esa ceremonia, fue Felipe VI quien rindió homenaje a su padre por haber protagonizado un proyecto de concordia nacional.

Desde entonces se han ido sucediendo acontecimientos y noticias en torno al rey emérito que han desembocado en la apertura de tres investigaciones por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo.

La primera, sobre una cuenta en Suiza atribuida a él y el posible cobro de comisiones por el tren de alta velocidad a La Meca, y la segunda, relacionada con el uso de tarjetas opacas a otro nombre.

A ellas se ha sumado una última vía de investigación por un presunto blanqueo de capitales tras recibir un informe del organismo público encargado de supervisar y prevenir este tipo de delitos.

Las indagaciones prosiguen con el rey Juan Carlos fuera de España desde el pasado 3 de agosto tras decidir fijar temporalmente su residencia en otro país ante la repercusión publica de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada y para facilitar a Felipe VI la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones.

Catorce días después, Zarzuela informó de que, desde esa fecha, se encontraba en Emiratos Árabes Unidos.

Allí podrá rememorar este domingo la andadura iniciada 45 años atrás y que a lo largo de las décadas sumó aplausos casi unánimes que, sin duda y ante la evolución de los acontecimientos, añorará en estos momentos.

José Miguel Blanco

(c) Agencia EFE