207 camiones siguen bloqueados en la Comunitat Valenciana y 30 carreteras cortadas

Agencia EFE
·2 min de lectura

Valencia, 10 ene (EFE).- Un total de 207 camiones permanecen bloqueados (embolsados) en la autovía A-23 y la carretera N-232, ambas en la provincia de Castellón, como consecuencia del paso de la borrasca Filomena por la Comunidad Valenciana, aunque siguen cortadas 30 carreteras en esta autonomía, pero sólo una de ellas en la red principal, en el eje Vinaròs-Aragón, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno y la Conselleria de política Territorial.

De los camiones embolsados, 175 se encuentran en la autovía A-23 en el polígono industrial La Esperanza de Segorbe, 30 en el polígono La Olivera de Altura en la misma autovía y los otros dos en la carretera N-232 en el término de Morella.

Los dos camiones bloqueados en la carretera N-232 en el término municipal de Morella están atendidos y disponen de víveres, líquidos y estación de servicio (gasolinera) en la misma población de Morella.

La mayoría de las carreteras cortadas están en la provincia de Castellón en las comarcas de Els Pots (Morella, Forcall, Zorita y Olocau del Rey), El Maestrat (accesos a El Boixar, de Catí a Villar de Canes, Ares del Maestrat, Villar de Canes y Bennassal), L'Alcalatén (Benafigos y Vistabella), Alto Mijares (Lucena y Puebla de Arenoso), Alto Palancia (Sacañet, Altura y Navajas) y la Plana Alta (Torre Endomenech y Benlloch).

Además de las 30 carreteras de la red secundaria cortadas, en otras 61 carreteras es obligatorio el uso de cadenas, en 81 la circulación está condicionada a adversidades puntuales y otras tres presentan incidencias de diversa índole, han indicado las mismas fuentes.

Las temperaturas mínimas de la Comunidad Valenciana han alcanzado este domingo valores en torno a cuatro grados bajo cero en el interior de la provincia de Castellón.

Según la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, los esfuerzos están centrados hoy en reabrir las carreteras cortadas en la provincia de Castellón y en intensificar la limpieza con sal de las calzadas para evitar que se forman placas de sal por las bajas temperaturas.

La provincia de Castellón se encuentra en alerta por nevadas que pueden alcanzar 20 centímetros en 24 horas, por lluvias de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora y vientos de hasta 70 kilómetros por hora, mientras que en el interior de la provincia de Valencia también hay nivel amarillo por temperaturas que pueden llegar a los cuatro grados bajo cero.

(c) Agencia EFE