Casi 200 muertos en India y Nepal por las fuertes lluvias torrenciales

·3 min de lectura

Las lluvias torrenciales han dejado un panorama de destrucción y cientos de fallecidos al norte de India y en Nepal. La temporada de lluvias está afectando especialmente a las zonas montañosas de estos países. El cambio climático parece ser la principal causa del aumento tan repentino de las precipitaciones y la subida del agua.

En India, el número de muertos por estas intemperies alcanzó las 102 personas y, en el vecino Nepal, las autoridades elevaron el anterior balance de 31 víctimas hasta 88 este jueves.

Los expertos vinculan la frecuencia de estos fenómenos meteorológicos extremos, cada vez más recurrentes en el sur de Asia, a la aceleración del cambio climático y a factores como la deforestación y la construcción de presas.

Entre los fallecidos en Nepal figura una familia de seis personas, incluidos tres niños, cuya casa fue enterrada por una avalancha de tierra y escombros.

"Todos los comités de gestión de desastres están trabajando activamente en las operaciones de rescate y atención", dijo el funcionario de emergencias Dijan Bhattarai, señalando que movilizaron a la policía y el ejército.

En el estado indio de Uttarakhand (norte), en plena cordillera del Himalaya, las autoridades confirmaron el deceso de 55 personas, nueve más que en el balance anterior.

Las intemperies han dañado carreteras y puentes en esta zona y han dejado aisladas numerosas poblaciones. El gobierno desplegó también al ejército para poder llegar hasta los miles de habitantes incomunicados.

Imágenes de AFP muestran una casa entera arrastrada por una pendiente o un grupo de policías formando una cadena para no ser arrastrados por la fuerte corriente de agua que desciende por una calle.

Personas desaparecidas y asiladas

El responsable regional de gestión de desastres S Murugeshan indicó que el balance podía aumentar porque había numerosas personas desaparecidas, incluidos 20 turistas que habían ido a hacer una excursión hasta un glaciar.

Cinco personas murieron en el estado oriental de Bengala Occidental, en el este del país, incluidas dos niñas de ocho y diez años de una misma familia arrastradas por la corriente de agua en las colinas de la ciudad de Darjeeling.

"El barro, las rocas y el agua que bajaban por las colinas de Darjeeling dañaron 400 casas y miles de personas fueron evacuadas lejos de los ríos de sus laderas", dijo a AFP el ministro de gestión de desastres, Javed Amhed Khan.

Además, "cientos de turistas están aislados en un complejo de Darjeeling (...) Los deslaves han bloqueado autopistas y carreteras en la región", añadió.

La oficina meteorológica lanzó una alerta roja para el estado, con advertencias de que la lluvia extrema continuará en Darjeeling y otras ciudades cercanas el jueves.

En Kerala, en el sur de India, donde 42 personas murieron desde la semana pasada, el departamento meteorológico también avisó de fuertes lluvias en al menos tres distritos.

En 2018, cerca de medio millar de personas murieron en ese estado en la costa del mar Arábigo por las peores inundaciones en casi un siglo.

La Cruz Roja, cuyos equipos participan en operaciones de rescate en ambos países, advirtió a las personas que residen en zonas poco elevadas del riesgo de crecida de las aguas y de corrimientos de tierra.

"Las poblaciones de Nepal e India están atrapadas entre la pandemia y la agravación de las catástrofes climáticas, lo que tiene un impacto sobre millones de vidas y medios de supervivencia", indicó la organización.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente