Cerca de 1.500 detenidos en 38 ciudades de Rusia por las manifestaciones contra los planes de Putin

·2 min de lectura
(Photo: ALEXANDER NEMENOV via Getty Images)
(Photo: ALEXANDER NEMENOV via Getty Images)

(Photo: ALEXANDER NEMENOV via Getty Images)

Ni miedo ni dudas. Rusia se ha levantado en masa contra la decisión de Putin de enviar a 300.000 reservistas al frente. A lo largo de toda la jornada, centenares de miles de ciudadanos anónimos han participado en marchas de protesta por todo el país, pese a las amenazas lanzadas por el Kremlin para intentar frenar cualquier movimiento contrario.

Las advertencias de mano dura se han hecho efectivas de inmediato. Según el cálculo de la oenegé OVD-info, que viene dando cobertura a las manifestaciones, las detenciones confirmadas han rondado las 1.500 en un total de 38 ciudades.

La entidad da información de todos los arrestados, identidad y lugar de detención, en esta web. El grueso de las intervenciones están teniendo lugar en San Petersburgo y Moscú, la práctica totalidad de los casos. También hay un importante número de afectados en Ekaterimburgo, con cerca de medio centenar de detenidos.

Así se vive la manifestación en Moscú:

Una reacción social inmediata

Nada más anunciar Putin su intención en un discurso a la nación emitido a primera hora, activistas, entidades y ciudadanos anónimos se echaron a las calles para rechazar la escalada bélica. El Gobierno ruso, a través de la Fiscalía había anunciado que actuaría con contundencia, en línea con la actuación que llevó a cabo al comienzo de la invasión, cuando acabaron detenidos varios miles de manifestantes contrarios a la guerra.

El Ministerio Público aseguró que participar en las convocatorias no autorizadas sería motivo de detención por suponer una “violación del procedimiento establecido”, pero también difundir información sobre estas convocatorias. Además, advirtió de que los participantes podrían incurrir en el delito de “difusión pública de información deliberadamente falsa sobre el uso de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa”.

Una mano dura que ha sido captada por las cámaras de la prensa internacional en la masiva concentración en Moscú, que está dejando imágenes como estas:

La Fiscalía y las fuerzas del orden se amparan en que son concentraciones no autorizadas y por tanto ilegales.

Su no autorización la fundamenta la Justicia rusa en que dichas marchas podrían desarrollar “acciones públicas destinadas a desacreditar el uso de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y sus ciudadanos, mantener la paz y la seguridad internacionales o ejercer sus poderes por parte de los órganos estatales para estos fines”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR