2.000 empleados de Starbucks protestaron en más de 100 tiendas de Estados Unidos

Los trabajadores de una de las cafeterías más grandes del mundo piden que sus horarios laborales sean más regulares, mejores salarios, una mesa de negociaciones y exigen contratos laborales formales. Los empleados se organizaron para hacer una estrategia de mercadeo que sea recordada por los clientes de la compañía.

La jornada de vasos navideños, donde se registra un alto flujo de clientes, se vio paralizada por la protesta de los que atienden los locales de Starbucks. Más de 2.000 empleados de la compañía se organizaron en diferentes ciudades del país para exigirle a la compañía mejores condiciones laborales.

"No solo Starbucks, sino cualquier empresa, cualquier empresa tiene que prometer a sus trabajadores que los tratará de manera justa y les dará, ya sabes, la oportunidad ser tratado como parte del negocio y no solo, ya sabes, como un número", dijo a AFP, Ariana Ayala, una de las empleadas de Starbucks.

Los manifestantes exigen horarios más regulares, mejores salarios y que Starbucks se siente a la mesa de negociaciones con el grupo de sindicatos cuanto antes.

En esta ocasión la huelga de trabajadores involucró a los clientes que se acercaban a comprar, realizando una especie de campaña de mercado bajo el nombre de “levantamiento de la copa roja”, en donde los manifestantes repartieron un vaso reutilizable de ese color a los compradores que pedían una bebida de la sirena verde.

"Creo que es muy importante ir a huelga y somos una de las más de 100 tiendas que están en huelga hoy, específicamente la Red Cup Rebellion (El levantamiento de la copa roja en español) como la llamamos. Nos estamos reuniendo para presionar a Starbucks para que ese rincón para saber que, como trabajadores, tenemos tanto poder y lo único que estamos pidiendo es justicia y que se escuchen nuestras voces”, agregó Ayala.

En agosto, la junta nacional de relaciones laborales instó a la empresa a recontratar a empleados despedidos por participar de actividades gremiales y en menos de un año, 260 sucursales solicitaron unirse al sindicato.

Con AFP y medios locales