Al menos 16 militares heridos en tiroteo en cárcel venezolana

GUATIRE, Venezuela (AP) — Al menos 16 militares resultaron heridos a bala durante la intervención realizada el viernes por la Guardia Nacional en una cárcel a las afueras de la capital, se informó oficialmente, mientras cientos de familiares de los internos protestaban en los alrededores del penal.

Desde las afueras de la cárcel El Rodeo I se escucharon en varios momentos intensos tiroteos, mientras que una enorme cantidad de familiares, calculadas en cientos de personas, que esperaban en los alrededores de la cárcel, lloraban desconsoladas y gritaban: "¡Ayúdenlos!", según constató la AP desde el lugar.

Inicialmente se informó que un recluso había resultado herido, pero Néstor Reverol, viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana, en declaraciones al canal estatal de televisión sólo mencionó que "han sido heridos de bala 16 efectivos de la guardia nacional", algunos de ellos alcanzados por disparos de "armas largas (de fuego) de alta potencia", añadió. Los agentes fueron evacuados y trasladsaados a un hospital cercano, acotó.

Durante una requisa se suscitó un intercambio de disparos con los internos, algunos de los cuales se encontraban armados, indicó Reverol.

"Se ha resistido una parte de los privados de libertad...se han resistido a bajar (y) nosotros estamos llamando a que depongan su actitud", añadió Reverol.

"Nosotros no podemos permitir la anarquía en el recinto penitenciario, necesitamos que haya un regimen interno y por eso es que estamos haciendo este tipo de operación", destacó el funcionario.

Desde la distancia fueron visibles llamas en una de las torres y un carro de bomberos ingresó al penal. Un helicóptero militar sobrevoló el recinto carcelario, mientras seguían escuchándose disparos.

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, dijo que en el operativo en Rodeo I fueron movilizados más de 5.000 funcionarios, incluyendo 3.500 agentes de la Guardia Nacional.

"El operativo tiene como objetivo fundamental garantizar el respeto y el resguardo de la vida" de los presos, dijo el ministro según un comunicado del gobierno.

El comandante de la Guardia Nacional, general Luis Motta Domínguez, dijo a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que el incidente se generó cuando miembros de ese cuerpo realizaban una operación de requisa y desarme en la cárcel, que está a unos 50 kilómetros al este de Caracas, donde el pasado domingo se presentó un violento enfrentamiento entre los reclusos que dejó como saldo 22 muertos.

"Tenemos las manos atadas, no tenemos un gobierno que nos ayude. Esto empezó desde esta madrugada. Escucha los tiros", dijo Cecilia Mijares, de 49 años, al expresar gran angustia por la suerte de su sobrino que se encuentra recluido en la prisión.

Ambulancias entraban y salían del recinto penitenciario.

Un camión cisterna provisto de un cañon lanza-agua de la Guardia Nacional en medio de la confusa situación se estrelló contra una de las ambulancias que salía de la prisión, mientras otra ambulancia se detuvo para ayudar. No estaba claro si alguien resultó herido en la colisión.

Algunos de los familiares de los internos iniciaron una protesta a las afueras del penal para rechazar la intervención, y bloquearon las calles aledañas al lugar con restos de basura y desechos que incendiaron. Cerca de 30 guardias nacionales repelieron la manifestación con gases lacrimógenos y balas de goma.

El vicepresidente Elias Jaua, a través del canal estatal Venezolana de Television (VTV) dirigió un mensaje a los familiares de los reos.

"La intervención que estamos haciendo hoy no es para masacrar a sus familiares. Es para preservarle la vida" ante la acción "de un pequeño grupo" de reclusos, dijo Jaua.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó en la víspera su "profunda preocupación" los hechos ocurridos en la cárcel el pasado 12 de junio, e instó en un comunicado al Estado venezolano a "adoptar medidas concretas a fin de proteger la vida e integridad personal de las personas privadas de libertad".

La CIDH dictó el 8 de febrero del 2008 "medidas provisionales" para los reclusos de El Rodeo I, donde la población carcelaria alcanza a cerca de 3.000 personas, y ordenó al Estado adoptar acciones para garantizarle la seguridad y la vida a los internos.

El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos ha venido dándole seguimiento a la situación de las cárceles en Venezuela que son consideradas las más violentas de la región, y ha reconocido que los centros penitenciarios son "controlados por organizaciones criminales y no por el Estado", refiere el comunicado.

En la CIDH se ha recibido denuncias sobre las graves condiciones de hacinamiento que imperan en las cárceles, la tenencia por parte de los internos de armas de fuego de distinto calibre y de explosivos, y el "cobro a los reclusos de una extorsión conocida como causa, la cual es dividida entre las bandas criminales que controlan las cárceles, la autoridad civil y las autoridades militares de custodia externa", agrega el escrito.

La violencia es común en las hacinadas prisiones de Venezuela, en donde bandas rivalizan por el control de los pabellones o el comercio de armas y drogas que guardias corruptos venden a los reclusos.

En Venezuela existen 30 cárceles y la población penal, que alcanza a cerca de 32.624 personas, vive en graves condiciones de hacinamiento, de acuerdo a cifras de la organización local Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Durante el primer trimestre de este año se reportaron 124 muertes en las cárceles venezolanas, lo que representó un aumento de 22% respecto al mismo período del año pasado, informó recientemente el director de OVP, Humberto Prado.

Asimismo, entre enero y marzo se registraron 266 heridos en los centros penitenciarios, superando en 11% la cifra del 2010.

Para el 2010 se alcanzó una cifra de 476 muertos y 967 heridos en las cárceles venezolanas, según reportó la CIDH. Entre 1999 y 2010 habría muerto un total de 4.506 reclusos y el número de heridos habría ascendido a 12.518. cárcel de El Rodeo.

PUBLICIDAD