"Como 16 canchas de fútbol por minuto": la impactante cantidad de árboles calcinados en incendios en un solo año

·4 min de lectura
Incendio forestal
Incendio forestal

En los incendios forestales de 2021 se perdió el equivalente a alrededor de 16 canchas de fútbol de árboles por minuto, según reveló un nuevo informe.

Los datos de la iniciativa Global Forest Watch sugieren que, en todo el mundo, la cantidad de árboles que se están quemando casi se ha duplicado en los últimos 20 años.

El cambio climático es un factor clave en este aumento, ya que genera temperaturas más altas y condiciones más secas.

De los 9 millones de hectáreas de árboles consumidos por el fuego en 2021, más de 5 millones se encontraban en Rusia.

Los nuevos datos permiten a los investigadores distinguir entre los árboles perdidos por los incendios y los destruidos por la agricultura, la tala o durante las quemas intencionales.

"Más frecuentes y severos"

En 2021, el segundo peor año registrado en cuando a incendios, se perdió un área del tamaño de Portugal.

"Es asombroso", dice James MacCarthy, analista de Global Forest Watch.

"Es aproximadamente el doble de lo que era hace solo 20 años. Es impresionante cuánto ha aumentado la actividad de los incendios en tan poco tiempo".

Los impactos de las pérdidas relacionadas con los incendios se sienten principalmente en los bosques de los países más al norte, como Canadá y Rusia.

Bosque quemado
Así quedó este bosque tras un incendio.

Si bien el fuego ha sido parte natural del funcionamiento de estos bosques por mucho tiempo, la escala de destrucción que se vio en Rusia en 2021 no tuvo precedentes.

De los 9,3 millones de hectáreas quemadas a nivel mundial, Rusia representó más de la mitad.

"Lo más preocupante es que los incendios son cada vez más frecuentes, más severos y tienen el potencial de desbloquear una gran cantidad de carbono almacenado en los suelos", señaló MacCarthy.

Los árboles y los suelos almacenan dióxido de carbono, uno de los gases clave que calientan nuestra atmósfera, y los expertos dicen que son cruciales para enfrentar el cambio climático.

Olas de calor

El cambio climático se considera un factor clave de estos incendios, ya que el aumento de las temperaturas crea condiciones más secas en las que se queman más árboles.

Las regiones del norte del mundo se están calentando a un ritmo más rápido, lo que lleva a temporadas de incendios más largas.

Bomberos combatiendo con una avión un incendio
A pesar del uso de nuevas tecnologías, la pérdida de árboles a causa de los incendios continúa avanzando.

En Rusia, el aumento del 31 % en las pérdidas por incendios en 2021 se debió en parte a las olas de calor prolongadas que, según los expertos, habrían sido prácticamente imposibles sin el calentamiento inducido por el hombre.

"El cambio climático está aumentando el riesgo de incendios más intensos, rápidos y grandes", explicó Doug Morton, jefe del Laboratorio de Ciencias Biosféricas de la NASA.

"Y eso es más visible en los bosques donde tienes mucho combustible para quemar".

Calidad del agua

En otras partes del mundo, el impacto de la deforestación también está provocando más incendios.

En la Amazonía brasileña, que recientemente vio cómo el número de árboles talados ascendía a un máximo en seis años, las pérdidas debidas a la tala y explotación agrícola están teniendo un efecto dominó.

"La deforestación cambia los climas locales y regionales y elimina gran parte de la evapotranspiración que ayuda a mantener las temperaturas bajas y más húmedas", señaló MacCarthy.

Bomberos lidian con la consecuencia de un incendio en Francia
Un grupo de bomberos en Francia lidia con las consecuencia de un incendio forestal.

"Entonces, talar estos bosques en realidad los hace más cálidos y secos, y más propensos a los incendios".

Si bien muchos de los árboles que se queman volverán a crecer en un período de aproximadamente 100 años, existen impactos asociados significativos de estas pérdidas en la biodiversidad, la calidad del agua y la erosión del suelo.

Panorama sombrío

La ONU dice que las perspectivas de incendios forestales en las próximas décadas son sombrías. Se espera un aumento del 50% en los incendios extremos para fines de este siglo.

Para abordar este problema, los científicos dicen que la reducción rápida y profunda de las emisiones globales de carbono es clave.

Los líderes mundiales en la conferencia sobre el cambio climático COP26 en Glasgow, Reino Unido, el año pasado, se comprometieron a poner fin a la deforestación, pero la promesa debe cumplirse si se quiere lograr una diferencia.

Todavía se necesita centrarse más en la prevención de incendios forestales, en lugar de combatirlos, según MacCarthy.

"Alrededor del 50 % de los presupuestos nacionales para incendios son para responder a los incendios y menos del 1 % es realmente para la preparación y la planificación", dice.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.