Entre 140.000 y 170.000 personas viven con VIH en España

El médico Oriol Mitja (c) acompañado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra (d) y el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, tras recibir el premio Catalán del Año. EFE/Marta Pérez/Archivo

Madrid, 30 nov (EFE).- En España viven entre 140.000 y 170.000 personas con infección por el VIH, de las que casi una de cada cinco (18 %) no está diagnosticada, con lo que la detección, a día de hoy, sigue siendo tardía, como lo fueron en un 47,6 % de los nuevos casos en 2018, pese a que la prueba es gratuita y confidencial para todos.

El diagnóstico tardío es elevado, aunque descendió levemente entre 2009 y 2016 y se mantiene estable a partir de esa fecha.

Estos son algunos datos a tener en cuenta con motivo del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, un síndrome que tiende a la baja en España porque también lo hace el virus que causa la infección y afecta al sistema de defensa, que protege nuestro cuerpo.

La situación del VIH en España ha mejorado en los últimos diez años y los nuevos casos de infección han ido cayendo: los 3.244 nuevos diagnósticos en 2018 confirman ese descenso y también cuál es el actual perfil mayoritario, hombres (el 85,3 %) y las tasas más elevadas en el grupo entre 25 y 34 años.

Esa tendencia descendente de los nuevos casos muestra, sin embargo, una excepción, la del grupo de hombres que tienen sexo con hombres (HSH), de origen extranjero, aunque hasta el 80 % de estas nuevas infecciones de inmigrantes se adquirieron después de inmigrar, es decir, se contagiaron en España.

No obstante, los nuevos casos podrían seguir disminuyendo con el uso de la píldora pre-exposición frente al VIH, que está financiada por el Sistema Nacional de Salud (SNS) desde noviembre como medida de prevención en personas de algo riesgo, que cumplan unos determinados requisitos.

La píldora PrEP consiste en una combinación de dos fármacos (emtricitabina/tenofovir disoproxilo) en una sola pastilla, ingerida una vez al día y debe ser prescrita por profesionales expertos en el VIH e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que trabajen en centros del SNS. Algunos estudios han demostrado que reduce en casi un 90 % las infecciones.

Estas son las últimas cifras del VIH en España:

- Las tasas de nuevos diagnósticos está en niveles similares a los de otros países de la región Europea de la OMS, aunque superiores a la media de la Unión Europea y de los países de Europa Occidental.

- En 2018 se diagnosticaron, 3.244 nuevos casos.

- La vía sexual es el modo de transmisión principal en los nuevos diagnósticos y la transmisión entre hombres que tienen relaciones entre hombres (HSH) es la mayoritaria, del 56,4 %. Las personas originarias de otros países suponen una parte relevante de esos casos: el 37,6 %, frente al 36,1 % que se registró en 2017.

- A la transmisión entre hombres le sigue la heterosexual, con un 26,7 %. La que se produce en personas que se inyectan drogas fue del 3,2 %.

- El 31,9 % de los nuevos diagnósticos están en el grupo de edad de 30 a 39 años; un 27,7 % (898 casos) tenía menos de 30 años en el momento del diagnóstico; el 11,6 % tenía entre 15 y 24 años, y el 15,8 % contaba con 50 años o más . La tasa por edad más alta se produjo en el grupo de edad de 25 a 29 años.

- Los casos de sida pediátricos y de transmisión materno-infantil disminuyeron drásticamente a partir de 1996 y en los últimos años se mantienen en niveles muy bajos.

- Aunque ralentizada en los últimos años, continúa la tendencia descendente de los nuevos casos de sida iniciada tras la introducción de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad a mediados de la década de 1990, década en la que alcanzó su cénit la epidemia en España, y hasta 2018.

- Desde el inicio de la epidemia en España se han notificado 88.135 casos de sida.