Al menos 13 civiles muertos en ataques a pocos kilómetros de la central nuclear de Zaporiyia

·1 min de lectura

Al menos 13 civiles han muerto en un bombardeo nocturno contra las areas urbanas que se encuentran en la orilla opuesta a la que está la central nuclear de Zaporiyia. Según Ucrania, los rusos lanzaron 80 cohetes contra barrios residenciales.

Los ataques en el entorno de la central nuclear mantienen en vilo a la comunidad internacional. Los ministros de Exteriores del G7 han exigido a Rusia que se retire de la central y de otras plantas en Ucrania y para que Kiev pueda garantizar un funcionamiento seguro.

Como medida de presión el ministro de Exteriores ucraniano ha pedido a la UE y al G7 lo mismo que Zelenski, que dejen de expedir visados de turista a los ciudadanos rusos. Una petición que divide a los 27. Mientras continúa el misterio en torno a las explosiones que sacudieron este martes una base aérea rusa en Crimea, dejando un muerto y 14 heridos.

Ucrania dice que 9 aviones de guerra rusos fueron destruidos mientras que Rusia lo niega. El gobernador de Crimea nombrado por Rusia apuntaba que aún se están inspeccionando los edificios dañados.

Mientras que el ministro de defensa de Ucrania ironizaba con la pregunta de un periodista sobre si los sucesos en la base de Crimea eran obra del ejército ucraniano.

Oleksii Reznikov, ministro de Defensa de Ucrania señala:"La respuesta es muy clara y corta, creo que los militares rusos en esta base aérea rompieron una regla conocida muy simple: no fumar en lugares peligrosos".

El Instituto estadounidense de Estudios de la Guerra apunta que la simultaneidad de las explosiones probablemente elimine la versión oficial rusa de un "incendio accidental" y añade que esto no descarta "un sabotaje" o un "ataque con misiles de largo alcance".