123456, la contraseña más usada en España en 2022; "swing", la tercera

Madrid, 17 nov (EFE).- En 2022 la contraseña más utiliza en España ha sido 123456, seguida de 123456789, y ambas podrían descifrarse en un solo segundo. La tercera posición de este "ranking" la ocupa "swing", una clave que los ciberdelincuentes podrían averiguar en seis segundos.

La compañía de ciberseguridad ESET ha dado a conocer este jueves un informe de NordPass con el listado de contraseñas más utilizadas por los usuarios en nuestro país, que no difieren mucho a las de 2021: "Se siguen usando combinaciones de números muy fáciles de adivinar".

"Si comparamos esta lista con la del año pasado, se ven pocos cambios (en 2021 la más usada fue 12345); destaca especialmente la entrada al tercer puesto de la palabra 'swing', que rompe la secuencia de contraseñas numéricas que prácticamente copan el top 10 del listado".

Entre las diez primeras, además de "swing", está la palabra "password", que ocupa el puesto 9.

Al ampliar el top de las contraseñas elegidas más allá del puesto 10, se vuelve a comprobar como abundan aquellas relacionadas con ciudades como Barcelona, Valencia, Madrid y algunos equipos de fútbol asociados.

Además, aparecen muchos nombres como Andrea, Alejandro, Cristina, Estrella, Carlos o Carmen, sin olvidar palabras y frases comunes como "tequiero", "patata" o "gratis".

Para descifrar Barcelona se necesita un segundo; para Madrid dos minutos (para Real Madrid un segundo); para Valencia tres horas; para "patata" dos minutos, al igual que para "carmen", "pepito" o "sarita".

"Visto lo visto y sabiendo que muchos usuarios tienden a utilizar contraseñas débiles y, además, reutilizarlas en múltiples servicios, hace años que se viene proponiendo abandonar este método de autenticación y sustituirlo por otros más eficaces y seguros", señala Josep Albors, director de investigación y concienciación de ESET España.

"La autenticación biométrica es algo a lo que nos hemos acostumbrado, especialmente en dispositivos móviles, y tiene muchas papeletas para ser una firme candidata a sustituir las contraseñas tradicionales", aunque no es la única alternativa.

Mientras llegan nuevas opciones, hay que aplicar medidas de seguridad adicionales, insiste.

La forma más sencilla a día de hoy consiste en añadir una autenticación multifactor, de forma que, para acceder a uno de nuestros servicios "online" no solamente se deba proporcionar un usuario y una contraseña, sino también un código generado de alguna forma o una verificación por un tercero, explica el experto.

(c) Agencia EFE