120 hombres yazidíes rechazados por un campo de refugiados en Grecia

·1 min de lectura

Llevan casi dos semanas durmiendo en el suelo. Son 120 varones yazidíes, a los que se les negó la entrada al campo de Serrès, en el norte de Grecia.

Solo mujeres y niños

Sus instalaciones albergan a la mayor comunidad yazidí del país, formada por unas 700 personas. Pero hace quince días que no admiten a más hombres, alegando que están al borde de su capacidad y no hay sitio para ellos. Sus responsables reconocen que del nuevo grupo solo dejan pasar a mujeres y niños.

Fahad es un joven kurdo de 22 años.

"Llevamos aquí doce días, cansados, con frío, con hambre, sin poder ducharnos", se queja. Pedimos a la Unión Europea que encuentre una solución y un lugar para nosotros en este campo".

Murad Ismael, líder de una asociación mundial yazidí, ha anunciado que el ministro de migraciones le ha asegurado estar buscando una solución.

Progresivo cierre de campamentos de refugiados en Grecia

Víctimas de un genocidio reconocido por la ONU, a manos de los yihadistas del autodenominado Estado Islámico, miles de yazidíes tuvieron que huir del norte de Irak en 2014.

Hace dos años, Grecia contaba con 121 campos de acogida para los solicitantes de asilo. Ahora solo quedan 34. Las autoridades los han ido cerrando para frenar los flujos migratorios y por protestas de los habitantes locales.